Algo huele mal y no es calamar pasado…

Una excursión entrerriana a tierras inglesas
15 abril, 2022
El precio de los alimentos: entre la energía, la guerra y las sanciones
16 abril, 2022
ver todo

Algo huele mal y no es calamar pasado…

Los datos que llegan sobre sobre la zafra del calamar no son buenos. Los conflictos portuarios se encadenan en la últimas semanas. Sin embargo, hay patrones de conducta en la asignación de áreas de pesca, que facilitan la tarea de las flotas depredatorias. Es raro…
Redacción
Diez días atrás, dimos cuenta de un Informe del INIDEP, donde dábamos cuenta de la marcha de la zafra del calamar por parte de la flota potera con licencia de pesca argentina y el reflejo estimado del saqueo del recurso por la flotas extranjeras que operan ilegalmente por fuera de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA) más los permisos ilegales que otorga la invasión inglesa en Malvinas (Ver: Calamar y merluza: ingleses y flota extranjera).
Allí se mencionaba que la flota nacional alcanzó a 72 barcos poteros y 142 mareas de capturas (casi 2 por buque para la semana 11 de la temporada); más lo actuado por la flota arrastrera, que aportó un 10% de las captura totales. Así, los primeros pescaron 72.875 toneladas de las cuales los poteros realizaron 66.310, con un promedio de 24 toneladas diarias; y el resto de las capturas quedaron en mano de los buques de arrastre.
Respecto del saqueo, se estimó que en el mismo periodo, 370 buques poteros extranjeros operaron del otro lado de la línea de la ZEEA, y con una cantidad de 683.760 toneladas saqueadas por chinos, coreanos, taiwaneses y españoles. Diez veces más que la pesca nacionales del calamar.
Casi dos semanas más tarde, INIDEP volvió a publicar un nuevo balance que incluyó 13 semanas de faena, y el dato significativo es que el promedio de capturas bajó – en general – a 22 toneladas por buque. El volumen total de pesca ascendió a 73.111 toneladas para los poteros y 5.824 para los arrastreros.
Más allá de estos datos lo significativo del informe es que así como la cantidad de toneladas capturadas disminuyó significativamente y la flota tuvo que trabajar en zonas de pesca no habituales, al mismo el tamaño del calamar se redujo significativamente, en promedio en temporadas anteriores de 25 a 30 centímetros de largo y 330 gramos de peso, a un patrón de 22 cm y algo más de 200 gr.
Atrás fuentes consultadas, fueron un poco más allá que los meros datos. Sin descartarlos siembran algunas preguntas y ensayan conclusiones que es urgente tener en cuenta de cara a las próximas temporadas.
Por ejemplo, aseguran que solamente viendo las cifras de las descargas de calamar en los puertos marítimos, se detectan incongruencias. En 2020, el recurso y la flota potera alcanzó los mayores volúmenes de descargas de la última década. Pero comparando ese máximo dos años después es prácticamente inalcanzable.
Y se preguntan: “¿al recurso se lo fue a buscar al sur del paralelo 49, cuando la flota extranjera como “testigo” estaba pescando al borde de la ZEEA en el paralelo 45/46?”.
Y preguntamos en la Redacción: ¿por qué no se mandó la flota a esa zona a disputar captura y a ocupar territorio? ¿O había que dejarlos pescar tranquilos?
Un dato no menor, es que según alguna información oficial generada por organismos de Chinos, la flota que opera bajo bandera china y lo hace a la altura del paralelo 41 fuera de la ZEEA, está capturando arriba del promedio de otros años, con picos de hasta 54 toneladas diarias por buque y con tamaños ponderados de arriba de los 23 centímetros.
Además, algo debe indicar el tránsito permanente de buques Reefer’s (frigoríficos) que trabajan como colectores de los poteros extranjeros, e intercalando tránsitos entre puertos de Uruguay, Brasil, Islas Malvinas, y en ocasiones directo al sudeste asiático por el sur de África.
Hay una clara situación de depredación y mejor información respecto del movimiento del recurso. Pero – y ahora pregunta el Editor -, ¿cuál es la idea? ¿dejarlos afanar tranquilos y pasar por lo que quede?
Es raro…

Fuente: INIDEP / Revista Puerto

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.