América Latina: proponen integración regional con eje en la Antártida

Buscan sumarle valor al carbón de Río Turbio
6 noviembre, 2020
El vino argentino está condenado a dejar de serlo
7 noviembre, 2020
ver todo

América Latina: proponen integración regional con eje en la Antártida

El artículo asegura que América Latina deberá planificar el ejercicio de su soberanía sobre un amplio sector del continente blanco de cara al año 2041, cuando caduque el actual Tratado Antártico. Teniendo en cuenta la invasión del Reino Unido sobre Malvinas e islas del Atlántico Sur y el permanente asedio y extracción sobre los recursos naturales de la región, la iniciativa es digna de ser tenida en cuenta por los gobiernos del continente.

Redacción

Según detalla la publicación la Antártida Latinoamericana está delimitada entre los meridianos 90° O y 24° O y el paralelo 60° S y el Polo Sur. Asimismo cuenta con trece bases de operación efectiva y permanente pertenecientes a cuatro países de la región: Argentina con seis, Brasil con una; cinco pertenecientes a Chile, y la restante correspondiente a Uruguay. Se estima además, que en los meses de verano, residen en el continente algo más de 400 personas.

El estudio destaca que luego del alto crecimiento en materia de productividad que alcanzaron las naciones más desarrolladas en términos industriales y los distintos conflictos bélicos que tuvieron lugar en la primera mitad del siglo XX, dichas naciones no han detenido en su expansión y “han tendido a erosionar profundamente el ejercicio soberano de la totalidad de las naciones tanto en materia jurisdiccional, económico, y social”. Por ello, remarca el trabajo, la necesidad de integración de los países latinoamericanos en una supra-nación, “se torna estratégica para la subsistencia del ejercicio efectivo de la soberanía”.

Así, ante el sucesivo fracaso de los intentos de cooperación interregional, la propuesta postula al continente Antártico como oportunidad para consolidar la integración continental, y que la misma se erija en los tres ejes fundamentales del ejercicio de soberanía de cualquier nación: lo jurisdiccional, lo económico y lo social. Se detalla asimismo, que los reclamos de soberanía de las naciones latinoamericanas sobre el continente blanco, se apoyan principalmente en tres argumentos jurídicos que tienen a la Argentina como principal protagonista.

En primer lugar, la presencia ininterrumpida de nuestro país desde 1904 en el continente con la instalación de la Base Orcadas y su voluntad de permanecer e incrementar la actividad. Un segundo argumento, es el denominado “Principio de Continuidad de la Plataforma Continental, dado que la Península Antártica, comprende el lecho y subsuelo de las áreas submarinas sobre las cuales se alza el conjunto de cadenas montañosas que son la continuación de la cordillera de los Andes – área que también comprende a Tierra del Fuego, malvinas y demás islas del Atlántico Sur. Por último, se encuentran las afirmaciones que postula la denominada Teoría de los Sectores Polares, basada en que la soberanía sobre las áreas de la Antártida se justifican mediante la proyección de los meridianos sobre los puntos extremos Este y Oeste del territorio Nacional hasta el centro del Polo Sur; y tal como lo muestran los mapas del Instituto Geográfico Nacional.

Si bien dichos argumentos se encuentran supeditados a lo que dicta el Tratado Antártico de 1959. El mismo establece que el continente debe ser reservado para actividades pacíficas orientadas principalmente a proyectos científicos y establece la prohibición de instalación de bases militares y ensayos nucleares. Sin embargo, dicho tratado no brinda pautas frente a su incumplimiento, ni tampoco hace referencia a los posibles movimientos internacionales una vez que dicho acuerdo caduque en 2041.

Por tanto, atentos a la tradición imperialista de Estados Unidos y el Reino Unido, su influencia sobre la región, y la ya mencionada invasión inglesa en nuestro Atlántico Sur, encarama tanto a la Argentina como a los demás países de la región, hacia una escalada del conflicto por la soberanía territorial. Por ello la importancia de una planificación anticipada de carácter supra-nacional sobre la futura presencia en la Antártida, puede ser clave también para programar la tan anhelada integración latinoamericana.

Fuente: La Tendencia del Siglo 21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.