Así nos planifican desde afuera II: “nuestra producción, nuestro precio”

Avance en la comercialización de cítricos
13 mayo, 2022
Así nos planifican desde afuera I: litio y regalito
13 mayo, 2022
ver todo

Así nos planifican desde afuera II: “nuestra producción, nuestro precio”

Desde Estados Unidos se fijan los precios de nuestras cosechas, los volúmenes a producir y los contratos comerciales a firmar con otras naciones. Aquí les mostramos como desde un inocente comunicado, se devela la suerte de nuestra producción para los próximos 12 meses.
Redacción
Existe una gran diferencia entre hacer anuncios y dar a conocer suposiciones. Sobre las segundas, casi todo el mundo está en derecho de hacerlo. Desde esta Redacción podríamos suponer que Rusia en realidad loque quiere es ser el principal actor energético de occidente y de allí su accionar bélico en Ucrania y sus vínculos previos con Alemania.
De allí a que eso sea cierto y coherente hay un campo de distancia. Es más; sería una irresponsabilidad periodística ponerlo en términos de afirmación, sin elementos concretos que lo acrediten. Asimismo, y como fuera la cosa en realidad, de ahí a que una suposición emanada desde esta Redacción incida en la política exterior de Rusia, existen unas catorce docenas de galaxias en el medio.
Pero cuando se realiza un anuncio la cosa cambia. Hay certeza; hay camino a seguir y acontecimientos que se sucederán en el tiempo.
Tal es así que ayer, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, su sigla en inglés), “anunció” que en Argentina los volúmenes de cosecha de la campaña agrícola 2022/2023 serán los siguientes. Para la soja 42 millones de toneladas; para el maíz 53 millones de toneladas; y para el trigo, 20 millones.
Ellos saben que nuestro país es líder mundial en aceite y harina de soja; el segundo proveedor internacional de maíz; y un actor clave en el comercio global del trigo. Y no lo saben porque sale en los diarios, sino porque ellos son los que ponen el precio: el paquete tecnológico y la planificación territorial para la producción les pertenece. Acorde a eso, nos asignan una cuota de mercado a cubrir y un precio sobre el cual pivotar.
Valga entonces reproducir el resto del “anuncio”, en un contexto internacional donde dos de los principales actores de la cadena agropecuaria como Rusia y Ucrania hoy están fuera de mercado. La USDA, afirma que “los agricultores estadounidenses tendrán este año una cosecha récord de soja por segundo año consecutivo, pero los suministros seguirán siendo escasos debido al aumento de la demanda internacional”. Estiman que cosecharán durante el otoño del hemisferio norte, 126,3 Millones de toneladas de soja; 367,3 Mtn de maíz; y 16,85 Mtn de trigo.
Según el informe sobre la oferta y demanda del mercado agrícola mundial, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos asegura que será “la cosecha más grande de la historia” de ese país; y con la cual saldrá al mundo a acaparar cuotas de mercados rusas y ucranianas.
Argentina, juega un rol secundario y subordinado en éste aspecto. Lo hemos contado en notas anteriores. Sus principales compradores son Brasil y China. Ambos adquieren granel o derivados de escaso valor agregado, como harinas y aceites. La “terminación” industrial se realiza en el mercado interno de ambos países; y sobre todo nuestro vecino re-exporta una porción importante de la producción.
Ahora, ninguno de los dos objeta el precio o cotización internacional. Es el que dicen lo yankees. De allí que, desde esta Redacción entendemos que tanto Estados Unidos como China tienen conflictos comerciales, pero al mismo tiempo trabajan en tándem en lo que captura de recursos primarios respecta.
Esto no es un anuncio ni una suposición: es una manera de comprender la situación a partir de la sucesión de hechos que tienen varias décadas se consecución.
Es así como planifican desde el exterior, la suerte del pueblo argentino. Las autoridades no desconocen esto pero tratan de forzar algunos números hacia arriba. El año que viene quieren estar mejor considerados por el dueño.
No se trata de una postura soberana. Se trata de ser el empleado del año; mientras se mantiene el frente interno equilibrado y los negocios no se ven interferidos. De allí la razón de ser de las deudas externas, de los planes sociales, y de las disputas por los dividendos de quienes se están quedando afuera.

Fuente: Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA)

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.