Atesorando dólares a cielo abierto…

… y así, el flete también aumentó
11 mayo, 2022
Mali o cómo esconder un fracaso
12 mayo, 2022
ver todo

Atesorando dólares a cielo abierto…

Diversos informes cruzados del sector ganadero, permiten inferir que la escasez de carne destinada a faena, el resguardo de terneros en invernada, y los altos precios de cada eslabón de la cadena, son maniobras conjuntas con el objeto de establecer un nuevo piso de valor para la carne vacuna en el mercado interno.
Redacción
La semana pasada, el Ministro de Agricultura presentó el denominado Plan GanAr, que en teoría se lanzó para fomentar el consumo de carne a un precio que el común de las familias no puede pagar. Incluso las estadísticas del Estado Nacional lo están reflejando en los informes: el último indice de inflación correspondiente al mes de marzo, determinó un 6% de incremento general; pero la carne subió al 9%.
Se relevó asimismo que el ganado en pie entre enero de marzo aumentó un 21% de valor en pie; aunque sólo se sintió un 15% en el mostrador de la carnicería. Sin embargo, esos movimientos funcionan al ritmo de una báscula: el último cuatrimestre del año anterior, el precio del ganado en pie no había aumentado tanto como la carne en mostrador. De todas formas, las subas del kilo vivo son las más altas de la cadena.
Asimismo, los matarifes informa que la oferta de carne; o sea, la que llega a faena ha ido decreciendo en lo que va del año, y eso hace que el precio aumente. Los corrales están por debajo del 60% de su capacidad, y se dice que la sequía afectó las preñeces, por lo que se espera una menor disponibilidad de cabezas para el 2023. Es decir, ya están anticipando mayores dificultades para lo venidero.
Por otra parte, se está anunciando que el stock de terneros y terneras a diciembre pasado había alcanzado los 14.457.553 animales. Algo más del 20% de esa cantidades en invernada, pasó de los campos al corral con destino a engorde. El resto, 11.421.467 cabezas – alrededor de un 79% -, continúa en la recría pastoril. Por lo tanto, lo enviado al mercado interno disminuyó en alrededor de 40 animales en los últimos dos años.
Los análisis de los operadores del mercado ganadero, explicar que en estos tiempos, el ternero “es un resguardo de valor” que les permite atesorar dólares a cielo abierto, porque el valor del ternero continúa aumentando desde 2016, al igual que los precios internacionales.

Fuente: INDEC / BCR / INFOCAMPO

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.