Cómo federalizar la especulación financiera

La geopolítica nuclear que condiciona indirectamente a la Argentina
29 diciembre, 2021
Cierre de año para YPF
30 diciembre, 2021
ver todo

Cómo federalizar la especulación financiera

A través de un “Plan“ que pretende generar representaciones regionales en todas las provincias, la Comisión Nacional de Valores, se encamina a generar la estructura legal operativa para la captación del “ahorro” internacional y derivarlo a la “inversión”.

Redacción

Dos semanas atrás ocurrió un hecho que tuvo nula o escasa repercusión en la opinión pública, pero que puede ser más que determinante para la actividad de las denominadas economías regionales. Eso fue anuncio del Plan Federalización de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que tiene como fin promover en todo el país “la serie de instrumentos y normativas gestados para impulsar el ahorro de los inversores en proyectos que se traduzcan en mayor producción y más empleos” en los núcleos de actividad productiva de las distintas regiones del territorio.

Según el área que conduce Adrián Cosentino, la CNV asume el “compromiso de profundizar un programa de trabajo conjunto para generar herramientas clave para el desarrollo productivo dentro del mercado de capitales”. La idea de “federalizar” es que a través de los Ejecutivos provinciales, se pueda intermediar con Cámaras, Bolsas locales y diversos intermediarios, para atraer el “ahorro” y canalizarlo hacia la “economía real”.

“Hay mucho ahorrista que necesita conocer las opciones existentes”, aseguró Cosentino semanas atrás, en el marco de una reunión mantenida con autoridades del Gobierno sanjuanino y el representante del Consejo Federal de Inversión (CFI). Según se dejó trascender, para el caso cuyano, la atracción de capitales estaría atada a “la necesidad de apoyar sectores estratégicos, desde la minería a empresas de conocimiento, así como financiar infraestructura pública”. Es decir, la continuidad de las iniciativas del macrismo, con los programas de inversión mixta para la obra pública, donde supuestamente, los capitales privados aportarían la “actualización tecnológica”.

La idea es que la CNV, el CFI y los gobiernos provinciales “ordenen acciones” para promover el desarrollo de capitales, y “apuntar toda la oferta de financiamiento que el sector productivo requiera”.

La Comisión Nacional de Valores, mediante su Resolución General N° 906, abrió la consulta pública para crear un “régimen especial orientado a favorecer el acceso al mercado de capitales de emisores extranjeros y, al mismo tiempo, brindar a los inversores nuevas alternativas para diversificar sus carteras y lograr una mayor exposición global con negociación en moneda local”. Otra “herramienta que está promoviendo, es la creada por la Resolución General N° 889 del pasado mes de mayo, donde se les otorga a las Bolsas locales, la autorización a funcionar como Entidad Representativa Regional (ERR), con el objetivo de movilizar recursos y sostener la actividad productiva.
Para tener en cuenta – porque no son temas de dominio público, la Comisión Nacional de Valores es el organismo oficial que se encarga de la promoción, supervisión y control de los mercados de valores de toda la República Argentina, y funciona bajo la órbita del Ministerio de Economía de la Nación. En cambio, el Consejo Federal de Inversiones (CFI) es un organismo de las provincias argentinas, que controla un órgano financiero como el Fondo Federal de Inversiones (FFI), creado para asistir crediticiamente a las microempresas y pymes de sectores productivos de las provincias argentinas.

Desde hace unos años, el financiamiento mayoritario se ha derivado para las actividades consideradas estratégicas en las distintas regiones del país. Las mismas, en su mayoría, ligadas a la exportación masiva de recursos naturales, en aras del aumento de la productividad, disminución de los costos productivos, y la evolución en materia de competitividad.

El impulso de políticas de estas características hacia el seno de las provincias y comprometiendo a los gobiernos locales en inversiones “directas” de fondos de inversión incluso extranjeros, más que abrir una ventana de oportunidades, cava una fosa profunda al riesgo de que las provincias queden a merced de los fondos especulativos internacionales.

Todo sea por el ingreso de dólares.

Fuente: CNV / Argentina.gob.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.