Con el comienzo de la zafra del calamar se activaron los mecanismos de vigilancia

… y colorín colorado, el dólar no sería tan poderoso
26 enero, 2022
INVAP vendería a China dos reactores para radioisótopos medicinales
27 enero, 2022
ver todo

Con el comienzo de la zafra del calamar se activaron los mecanismos de vigilancia

En una entrevista concedida a un medio patagónico, el Subsecretario de Pesca de la Nación, Carlos Liberman, valoró la activación del “Comando Conjunto Marítimo”, instrumento impulsado por el Estado Nacional para combatir la depredación de las especies que pertenecen a Argentina, según las leyes nacionales vigentes y la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR).

Redacción

Liberman explicó que la legislación argentina permite pescar en la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA), y para obtener el recurso que se encuentra en la columna de agua desde la superficie hasta el lecho marino se requiere de un permiso otorgado por el Estado. El dominio público nacional se extiende hasta las 200 millas, se cuenta desde la tierra continental que no está sumergida. La ilegalidad se da cuando un buque ingresa desde la milla 200 y captura en las aguas argentinas.

Eso expira cuando la pesca acontece en aguas internacionales; es decir, la Zona Adyacente, donde está regida por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Consultado respecto de la zafra del calamar, el funcionario informó que el Consejo Federal Pesquero habilitó la actividad a partir del 7 de enero. La misma comenzó con 25 buques, y progresivamente se irán incrementando hasta tener 60 naves argentinas con licencia participando de la campaña de calamar.

Respecto de la prevención para evitar el ingreso ilegal de buques, el Subsecretario afirmó que en l que va de la temporada no se registraron incidentes de esa naturaleza.

Explicó además que se modificaron las sanciones previstas hasta 2019 para la pesca ilegal. Las multas pasaron de 10 a 300 millones de pesos de base; y el Estado nacional posee un instrumento de actualización basado en la denominada “unidad de pesca”. El mismo está atado al valor del litro de combustible; por tanto si éste aumenta su valor, la multa también lo hace.

Por último Liberman acentuó sus argumentos, informando que a ese plexo legal se le suman las inversiones en nuevas patrullas marítimas, y con el monitoreo satelital de la milla 200 y la posición de los buques en aguas internacionales: “Argentina deja en claro que el buque que ingrese de forma ilegal será perseguido y capturado”; concluyó.

Fuente: Revista Puerto / La Opinión Austral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.