Defensa ordenó la construcción de un buque polar y se olvidó de Río Santiago

La discusión tras el bono para los trabajadores rurales
31 diciembre, 2021
Por un buen 2022
31 diciembre, 2021
ver todo

Defensa ordenó la construcción de un buque polar y se olvidó de Río Santiago

Mediante el Boletín oficial del 28 de diciembre pasado, se conoció que el Ministerio de Defensa, realizó la contratación directa “interadministrativa” de Astilleros Tandanor, para la construcción de un buque polar destinado a la cobertura logística de las campañas antárticas.

Redacción

El mismo ministro Taiana, informó que la nueva embarcación cumplirá tareas complementarias al rompehielos Irizar, dado que este luego de su reparación y reforma, perdió capacidad de carga y fue dotado de elementos necesarios para la actividad científica. “El buque polar es una necesidad para el traslado de las dotaciones y suministros durante la Campaña Antártica de Verano”, afirmó el funcionario.

Tras el anuncio, se esparcieron algunas dudas respecto de la capacidad de Tandanor para sumir la tarea de construcción de la nave, habida cuentas de que el mismo siempre ha sido un taller de reparaciones y mantenimiento naval. Tradicionalmente – y para ello fue creado -, los buques construidos en el país para cumplir tareas de Defensa, fueron hechos en Astilleros Río Santiago (ARS). También estatal, con probada experiencia en materia de obras navales que cumple con las exigencias más rigurosas a nivel internacional, ARS es el astillero encargado de esas obras por cualidades técnicas y por misión

Sucede asimismo, que el ARS viene siendo desfinanciado por el Gobierno bonaerense, y no es tenido en cuenta para las pocas construcciones navales de mediano y gran porte que se realizan en Argentina. De hecho, los dos buques petroleros encargados por el Estado venezolano en 2005 aún no fueron entregados, luego de la derivación de fondos que realizara el ex gobernador de esa provincia, Daniel Scioli, y que nunca más fueron restituidos. Esos recursos, eran los necesarios para finalizar las obras pagadas por el hermano país.

El ARS, mayor astillero en de su tipo en América latina, al no ser el destinatario de esta nueva embarcación polar, continúa el camino trazado por los Gobiernos de las últimas tres décadas: su desguace y desmantelamiento.

Fuente: Boletín Oficial de la Nación / Ministerio de Defensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.