El “abroche” del agua para sumar exportaciones

Son de libro…
7 abril, 2022
El combustible no es sólo un problema argentino
8 abril, 2022
ver todo

El “abroche” del agua para sumar exportaciones

La ampliación de la frontera agrícola implicará el acceso externo a información estratégica sobre las cuencas hídricas. La FAO, la ONU, y la misión al Estado de Israel.
Redacción
Mediante la acción conjunta del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el ministerio del Interior y los gobiernos de las provincias de Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero, avanza el proyecto de infraestructura hídrica sobre los denominados Bajos Submeridionales. Asimismo en conjunto con Israel, se proyectan otros avances para la administración de cuencas.
Según el ministro Domínguez, la iniciativa busca contribuir a la seguridad alimentaria global, a partir de la recuperación para la producción de 5,4 millones de hectáreas. Una superficie para nada despreciable dado el proyecto del gobierno nacional de ampliar la denominada “frontera agropecuaria” a 200 millones de hectáreas. Según el último Censo Nacional Agropecuario, la totalidad de establecimientos agropecuarios en el país suman cerca de 160 millones de ha.
El proyecto del Ejecutivo Nacional, es dotar a ese área de la infraestructura suficiente como para que se anexe al sistema productivo de escala de exportación, ya que se trata de una zona con importante potencial productivo, aunque permanentemente acechada por las sequías y las inundaciones.
El Gobierno y las provincias en virtud de consolidar el proyecto, consiguió dos aliados importantes aunque los temas se presenten por separado. Se trata de la FAO por un lado, y el Estado de Israel por el otro.
En el caso de la primera, uno de sus funcionarios, el Director General del organismo dependiente de Naciones Unidas, fue parte de los últimos actos públicos anunciando obras. Según Domínguez, el proyecto “está en sintonía con los principios de la FAO y con los objetivos sostenibles de la ONU. Es una política pública que implica la incorporación en forma articulada del desarrollo de nuevas capacidades productivas.
Los Bajos Submeridionales que se encuentran en una zona compartida por Chaco, Santa fe y Santiago del Estero, constituyen uno de los humedales de mayor importancia de la Argentina. Su principal característica se ha convertido en un problema para el modo de producción instalado en el país. La región se caracteriza por la alternancia de inundaciones y sequías en breves lapsos de tiempo, que ocasionan graves consecuencias sociales, productivas y ambientales.
Las obras, serían financiadas por el Ministerio de Obras Públicas, y se dará prioridad alas que definan las tres provincias implicadas, con la expectativa de que morigeren las inundaciones en diferentes localidades.
Por otra parte, según los anuncios, los trámites se encentran en las últimas etapas administrativas para la licitación del Plan Director de Recursos Hídricos, que será financiado por el Consejo Federal de Inversiones, que encabeza Ignacio Lamothe. Según lo informado luego de la reunión que tuvo lugar en la Capital santiagueña, se avanzó en la incorporación de una adenda al convenio que creó el Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales (CIRHBAS), de manera tal que el proyecto de Ley de Aprobación del CIRHBAS pueda tratarse en el Congreso, a partir de la modificación de la ley de Ministerio.
Paralelamente, estas anuncios se combinan con una “misión técnica de cooperación científico tecnológica en el manejo del agua”, que se llevará adelante entre el 22 y 28 de abril en el Estado de Israel.
De la misma participarían funcionarios del Ministerio del Interior; la Embajada israelí; miembros del Consejo Federal de Inversiones (CFI), y gobernadores de diez provincias argentinas. De la comitiva, además de De Pedro, también viajarán Julián Domínguez y el ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus.
Los objetivos de la “misión”, son los de avanzar para concretar lo que vienen gestionando en conjunto Eduardo De Pedro y la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen, respecto de la experiencia israelí en el manejo del agua, y el en complejo de distintas obras hídricas que ese Estado llevó adelante tanto para provisión del líquido vital a sus poblaciones como lo correspondiente a la producción.
Según trascendió desde el Ministerio del Interior, el objetivo es darle forma al Plan de Desarrollo Federal en materia hídrica que financiaría el Consejo Federal de Inversiones. La idea sería incorporar este tipo de desarrollo israelita de empresas como Mekorot en el uso y administración del agua y las cuencas hídricas – entre ellas los Bajos Submeridionales -, con el fin de “ampliar las zonas de cultivos y potenciar las existentes en zonas de escasos recursos hídricos”.
Todo cierra.

Fuente: Ministerio del Interior / Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.