El típico gusto anglo de matar pobres

Avanza el desarrollo ovino en Córdoba y Santa Fe
23 mayo, 2022
Sale Feletti, entra el Banco Mundial
24 mayo, 2022
ver todo

El típico gusto anglo de matar pobres

El gobierno canadiense no descartaría ofrecer la cobertura de gastos para la “muerte asistida” cuando esta pueda ser aplicada en personas pobres, o padecientes de enfermedades mentales crónicas o terminales.
Redacción
La legislación establece que todas las personas que padezcan una enfermedad o incapacidad que no pueda ser aliviada en “condiciones aceptables” podrá “gozar” del “beneficio”. Los criterios de “aceptabilidad” estarían dados por la capacidad individual de asistir a mecanismo o medios privados de atención de la salud, de los cuales los pobres quedan al margen. Incluso, informes académicos describen que «Canadá tiene uno de los gastos de atención social más bajos de todos los países industrializados, los cuidados paliativos solo son accesibles para una minoría y los tiempos de espera en la salud pública pueden ser insoportables».
El Gobierno del primer ministro canadiense Justin Trudeau ha expresado su apoyo para que el programa de Asistencia Médica para Morir (MAID) se amplíe a las personas que padecen enfermedades mentales irremediables.
En 2016, al aprobar la Ley C-14, que permite la eutanasia y el suicidio asistido por un médico, el Parlamento dictaminó que el Estado canadiense deberá cubrir los costos de la eutanasia para las personas que sufran una enfermedad terminal con muerte natural previsible y que sean demasiado pobres para costear este procedimiento.
En marzo de 2021, los legisladores derogaron el requisito de «razonablemente previsible» y la disposición que especifica que la condición del paciente debe ser «terminal». Como consecuencia de lo anterior, todas las personas que padezcan una enfermedad o incapacidad que no pueda ser aliviada en condiciones aceptables, podrán postular al programa MAID.
La Ley de Eutanasia de 2016 solo prohibía la muerte asistida en el caso de personas con enfermedades mentales. En febrero, sin embargo, la administración Trudeau propuso que los canadienses con condiciones de deterioro cognitivo deberían tener derecho a recibir asistencia para morir. También planteó la opción de que los ciudadanos que teman ser diagnosticados con este tipo de enfermedades puedan realizar anticipadamente solicitudes de muerte asistida.
La Asociación Canadiense de Salud Mental dijo que está profundamente decepcionada por este enfoque gubernamental. «Hasta que el sistema de atención médica responda adecuadamente a las necesidades de salud mental de los canadienses, la muerte asistida no debería ser una opción», afirmó.

Fuente TeleSur

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.