En Malvinas, el gobierno de ocupación entrega licencias a 25 años

La rapiña de las empresas españolas en América Latina
28 febrero, 2022
“Los Influencers” de la harina y el aceite
28 febrero, 2022
ver todo

En Malvinas, el gobierno de ocupación entrega licencias a 25 años

El Departamento de Pesca del gobierno invasor británico en Malvinas extendió 105 licencias a poteros y una a un arrastrero para la captura del calamar Illex. Además, presentó en oferta internacional una línea de Cuotas Individuales Transferibles a 25 años, que abarca a todas las especies que se capturen en aguas del Atlántico Sur. El sistema entrará en vigencia en 2023.

Redacción

Decenas de barcos pesqueros de diferentes nacionalidades se acercaron al puerto local para gestionar su permiso de pesca, ante el inicio de la zafra de calamar Illex. Hasta el momento se entregaron 73 licencias y quedan otras 33 por entregar. En tanto en los próximos días se espera cumplir con otras 25, según informó el semanario de las islas, según confirmaron a la prensa local, una funcionaria que responde a la invasión.

Según la denominada directora de Recursos Naturales del gobierno británico en las Islas, Andrea Clausen, la pesca del calamar Illex está centrada al norte del archipiélago, algo normal para la época del año y comienzo de zafra. En efecto “la mayoría de los barcos de nuestra flota vienen a Stanley a recoger su licencia y vuelven a pescar al norte”.

Se sabe que la pesca es la principal fuente de ingresos de los kelpers en Malvinas. Mediante las licencias recaudan anualmente cerca de 13 millones de libras. La pesca es por lo tanto, lo que justifica económicamente la invasión de esa porción del Atlántico Sur. Por otra parte, la actividad pesquera de los pobladores está abocada en un 40 % a la actividad.

Por otra parte, durante la pasada semana se conoció un llamado internacional a licitación de Cuotas Individuales Transferibles B a 25 años. Las mismas entrarían en vigencia en enero de 2023 y abarca a todas las especies que se capturan en el Atlántico Sur.

Mientras tanto, el Gobierno argentino ha resuelto días pasados, poner trabas a la navegación y pesca nacional. Existe un conflicto sin solución de continuidad, donde se ha puesto dentro del país a competir a los puertos pesqueros entre si. Por lo tanto, ante volúmenes de pesca cada vez más chicos, a causa de la depredación y las capturas permitidas por los kelpers, los puertos pesqueros argentinos disputan capturas insuficientes, para procesar en plantas que trabajan en un bajo porcentaje de la capacidad instalada, y con disputas permanentes entre los trabajadores del sector.

El Gobierno, en lugar de poner las dificultades que la invasión británica acarrea para la actividad pesquera, acuerda con los ocupantes y escala el conflicto hacia el interior de la actividad. Pone a competir a los puertos entre sí para luego, acordar su administración entre los gobernadores Atlánticos y las empresas que concentran todos los eslabones del sector.

Fuente: Informe Pesquero

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.