Malvinas: mecenazgos, paraísos fiscales y entrega
24 junio, 2022
Sin ofensa ni temor 33: Un tunecino hablando sobre el “Acuerdo Verde Global” que impulsa el imperialismo
25 junio, 2022
ver todo

Así como sucedió con la mal denominada hidrovía, va a suceder con los trenes de cargas. Las concesiones se vencen, pero el Gobierno Nacional no tiene interés de ejercer su conducción por miedo a la reacción del capital multinacional. En este caso, nadie quiere meterse con Techint.
Redacción
Hace uño, de alguna manera lo anunciamos por radio: algo van a inventar para que las concesiones de varios ramales de ferrocarril continúen en manos de quién las explotaba hasta el momento, siguiendo la misma lógica que se utilizó para la Hidrovía, Jan de Nul y el otorgamiento “provisorio” de las tareas de dragado y balizamiento.
Así, por entonces – 30/06/2021 – se vencían tres contratos que databan desde los años 1991 y 1992: la concesión del denominado “Corredor Rosario-Bahía Blanca”, que estaba en manos de la empresa Ferroexpreso Pampeano SA (FEPSA); la concesión del Mitre Cargas, en manos de Nuevo Central Argentino SA; y la concesión de la explotación integral de la Red Ferroviaria General Roca, a manos de Ferrosur SA.
Las tres líneas entre 2019 y 2020, manejaron entre el 70 y 75% del negocio del transporte de cargas ferroviarias en el país. Es decir, de un promedio de 21 millones de toneladas, las tres firmas controlan aproximadamente 16 millones.
Pero respecto de FEPSA hay un par de “detalles” adicionales, que está bueno que el lector conozca. Esa línea es la del viejo ferrocarril Rosario-Bahía Blanca, un ramal centenario que contribuyó al desarrollo de las poblaciones a su vera y al crecimiento de la infraestructura agropecuaria que hoy detenta la zona núcleo. Hasta el momento, y por sí solo mueve alrededor de 4 millones de toneladas anuales de carga.
Dicho ramal es por otra parte complementario al sistema de cargas vigente que efectúa la hidrovía; podría ser su sustituto; y sirve de vector logístico para la campaña agrícola pampeana y del oeste bonaerense, cuyas cargas se exportan por Bahía Blanca. Para que el lector no familiarizado tome dimensión: dicho ramal transporta por año lo mismo que 174.000 camiones; y cargan aproximadamente 60 buques graneleros de ultramar.
El año pasado, el ministro de Transporte, Alexis Raúl Guerrera, negó la prórroga solicitada por la empresa para continuar con la concesión, aunque le indicó a la firma que hasta que continúe un año más prestando el servicio, mientras se preparaban los nuevos pliegos o se resolvía políticamente la suerte del ramal.
Otro proyecto, que no tiene que ver directamente con el tren pero que geográficamente son coincidentes, el es desarrollo del gasoducto Néstor Kirchner, que unirá Vaca Muerta con Salliqueló y San Jerónimo.
El ramal en cuestión, pasa por la localidad bonaerense y es muy probable que se utilice el ferrocarril como vector de abastecimiento operativo para el nodo central del futuro ducto, además de la ya vigente actividad agropecuaria.
Así, la normativa de junio de 2021, instruía a FEPSA, a que siga manejando la línea que le corresponde hasta el 30 de junio de 2022; y aseguraba que: “esta prestación se efectuará con carácter precario y podrá ser revocada, en cualquier momento sin que se genere derecho subjetivo, derecho en expectativa o precedente invocable alguno a favor del operador ni reconocimiento de suma alguna por la eventual revocación anticipada al plazo previsto”.
Ya transcurrió el añito, y la situación de fondo no ha cambiado demasiado.
Es más, el gobierno acaba de extender la concesión a FEPSA, también de manera precaria, y por otro año más. Según la Resolución 353/2022, que así lo anuncia, los argumentos radicarían en que el Estado nacional no puede garantir el pleno funcionamiento del ramal, com tampoco “priorizar las tareas de mantenimiento y las inversiones prioritarias a desarrollar”
Por lo tanto, FEPSA continuará manejando los corredores ferroviarios Rosario-Bahía Blanca y Huinca Renancó- Ingeniero White; transportando 4 millones de toneladas granel de granos y oleaginosas; facilitando la logística de YPF entre el oeste del conurbano y el enclave portuario.
Ahora bien… En un año – supuestamente -, estaría listo el primer tramo del gasoducto y se comenzará con el segundo entre Salliqueló y San Jerónimo. Por pocos kilómetros, casi que ramal ferroviario y gasoducto corren paralelos.
Además, entre todo el revuelo acontecido por los contratos de construcción del ducto – que habrían motivado la salida de Kulfas -, la principal dificultad estaría en los proveedores de dicha obra, entre los cuales y haciendo punta se encuentra el grupo Techint. Dicho holding entre sus tareas en Vaca Muerta, la producción de chapa y caños, más la ejecución de montaje en obra, tendrá una significativa presencia en la construcción de dicho gasoducto.
Usted dirá: ¿qué tiene que ver el tren con el caño? Mucho… Como dijimos, el ramal Rosario – Bahía puede ser un vector de abastecimiento logístico para las obras del Néstor Kirchner. Y el Gobierno extendió la concesión provisoria del ramal a FEPSA que entre todas las líneas opera 5.200 kilómetros de vías.
¿Y sabe la lectora y el lector de quién es la empresa Ferroexpreso Pampeano (FEPSA)? Por un lado del grupo Sociedad Comercial del Plata (SCP) de la familia Soldati. Arte y parte de Compañía General de Combustible (CGC) en sociedad con Eduardo Eurnekian, y vinculada a Panamerican Energy, de los Bulgheroni. También supo poseer el 50% de Dapsa (logística para combustibles) y el 100% de Metrotel (fibra óptica) que compraron oportunamente al grupo Roggio.
Si bien SCP es un grupo empresario fuerte, tuvo algunos vaivenes, que fueron salvados o transferidos a su holding amigo y propietario mayoritario de Ferroexpreso Pampeano: el Grupo Techint, que como verán, tiene huevos en todas las canastas.
¿Hace falta aclarar que un acto de Gobierno como es un resolución que no dice nada puede condicionar el futuro soberano de un país?

Fuente: Boletín Oficial de La Nación / Archivo Chasqui Federal / Bichos de Campo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.