Hablando de piratas…. los “conservacionistas”

Tiemblen los Tiranos 44: Una manera de ver a YPF I
4 junio, 2022
Sin ofensa ni temor 30: Más Belgrano y menos piratas
4 junio, 2022
ver todo

Hablando de piratas…. los “conservacionistas”

Reinado colonial y protección del medio ambiente. Dos artilugios que viene desarrollando desde hace décadas en enclave en Malvinas.Subsidios a particulares que garantizan el sostenimiento financiero de las invasiones de territorios de ultramar. Parte del despliegue logístico de ocupación
Redacción
La reserva natural unilateralmente así designada, radicada en la isla Goicoechea – extremo occidental de Malvinas -, recibirá del gobierno del Reino Unido una suculenta cifra para planes de conservación de fauna y turberas. El gobierno de Gran Bretaña desembolsará en esta oportunidad 6,4 millones de libras esterlinas (unos 8.079.500 dólares) para diversos proyectos conservacionistas en algunos de los territorios de ultramar que usurpan a lo largo del planeta.
En un nuevo capítulo de su habitual estrategia de ir copando territorio ajeno, transformándolo en área natural protegida para así asentar su caprichosa posesión y conservar esas tierras bajo su dominio, los ocupantes británicos de nuestras Malvinas recibirán ese millonario beneficio para diversos planes de manejo y conservación en un sector del archipiélago con categoría de “área protegida”.
La iniciativa lleva por nombre Darwin Plus y en el caso de Malvinas los fondos están destinados a una reserva natural establecida en la isla Goicoechea (ilegítimamente denominada New Island por los británicos) situada en el extremo occidental del archipiélago. Solo en forma enunciativa se informa que una parte de esos 6,4 millones irán a parar a acciones para mejorar la reserva natural en Goicoechea, a proteger las colonias de aves marinas de los mamíferos invasores [Nota del Editor: qué paradoja] y a conservar las turberas ricas en carbono.

Breve historia de su invasión

La isla Goicochea tiene una curiosa historia de propiedad y ocupación. Punto de recalada de balleneros y otras embarcaciones a principios del siglo pasado, un artista, escritor y ornitólogo británico llamado Ian Strange, apodado el Hombre Pájaro, luego de casarse con una Argentina en 1969 se instaló en la isla, con algunas iniciativas de promover la conservación de la fauna allí existente.
Más adelante, Strange se convirtió en asesor del ilegítimo gobierno de Malvinas y mediante algunos patrocinios que supo cultivar directamente compró la isla. La dividió en dos con un socio, y él permaneció en la parte Sur con sus proyectos conservacionistas. Mientras en el sector Norte se desarrolló un pequeño emprendimiento agrícola.
Con el pasar de las décadas, Strange fue consiguiendo nuevos esponsoreos, donaciones y apoyos benéficos hasta tal punto de comprar finalmente la sección Norte y unificar la isla bajo el paraguas de área protegida. Con ese estatus logró un flujo permanente de fondos para sus fines no solo conservacionista sino también turísticos.
Habiendo creado una consabida fundación para un prolijo manejo de los fondos, Strange se aleja de la conducción de la entidad que finalmente se integra con una más grande fundación que abarca todo el territorio de Malvinas. Y que es la que hoy administra la pequeña isla convertida en reserva y sujeto de millonarios aportes que, además de favorecer la vida natural, suma argumentos para justificar el dominio y la posesión.

Fuentes: Merco Press / Agenda Malvinas

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.