INTA desarrolla alternativas nutricionales para la cría ovina en patagonia

PDVSA pasó la barrera del millón de barriles diarios
28 diciembre, 2021
Vuelta la burra al trigo… Una medida “anticíclica” para avivar un conflicto sin solución de continuidad
28 diciembre, 2021
ver todo

INTA desarrolla alternativas nutricionales para la cría ovina en patagonia

La Agencia de Extensión Rural de Puerto San Julián del INTA en Santa Cruz, investiga y promueve la implementación de los “bloques” o “cubitos”, como tecnología que permitirá mejorar la nutrición en momentos clave de requerimientos de los animales.

Redacción

Los bloques podrían significar una herramienta de valor para la crianza y producción ovina. Primero, porque son fáciles de realizar en forma totalmente “casera” por parte del productor. Segundo porque es una tecnología que se implementó con éxito en vacunos, al sur de la provincia de Buenos Aires. Tercero, en América Latina tiene más de medio siglo de desarrollo, desde que comenzó a utilizarse en Cuba, donde se implementaba la melaza como subproducto de la caña de azúcar y se destinaba a la nutrición agrícola.

Según los técnicos de INTA, los bloques deben usarse al final del periodo gestacional, agosto-septiembre, en la etapa de mayor demanda nutricional porque se duplican los requerimientos de la oveja justo en el momento de menor y peor calidad de pastizales: “los bloques permiten mejorar la conversión que el animal hace del pasto que consume de baja calidad”, aseguran desde el organismo.

Según se informó, el “cubito” tiene distintas proporciones de soja, maíz partido, melaza enriquecida con urea, cal como aglutinante y agua. La mezcla se vuelca en moldes de madera o arpillera y luego de 48 hs se desmoldan para entregar a los animales en el campo. “El objetivo de los bloques es que el animal vaya consumiendo de a poco. Ese poco que consume se activa la flora celulolítica que son las bacterias que están en el rumen y degradan el pasto de mala calidad. De esa forma el animal aún comiendo ese pasto, lo puede aprovechar al máximo”, especificaron desde INTA.

En cuanto a los costos, los técnicos explicaron que al compararlo con el alimento balanceado, también son convenientes. El requerimiento de alimento de un animal adulto es de 200 gr diarios para el caso del “bloque”; mientras que se requieren entre 500 y 700 gramos de balanceado diario por ejemplar. En términos logísticos, los bloques no requieren de comederos o maquinaria para ser proporcionado, sino que puede ser “puesto en campo”, dado que los bloques pueden tener tamaños que oscilen entre 5 y 20 kilos según la capacidad de manejo de cada productor.

Finalmente, INTA, informó que los trabajos preliminares se están llevando adelante en tres campos de la meseta central santacruceña: uno en Puerto Deseado, otro en Cerro Perdido (Departamento. Magallanes) y el tercero en Corpen Aike. Resta certificar y comparar los rendimientos productivos y económicos: porcentajes de señalada; peso vivo de la oveja y el cordero; y la condición corporal.

Fuentes: INTA / La Opinión Austral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.