La banca Estatal nacional desarrollará proveedores para las multinacionales mineras

Esquiar y ocupar
11 febrero, 2022
Para la flota argentina las capturas de calamar cayeron al 40%
12 febrero, 2022
ver todo

La banca Estatal nacional desarrollará proveedores para las multinacionales mineras

En Catamarca, las mineras extranjeras están prestas a incrementar su actividad y demandan servicios de proveedores. Tanto el gobierno provincial como el Banco de la Nación Argentina, andan con la brillante idea de financiarles los costos operativos de la actividad a costa de las pymes locales.

Redacción

Tal como se difundió durante el día de ayer, el ministro de Minería de la provincia de Catamarca, Marcelo Murúa, el integrante del Directorio del Banco de la Nación Argentina, Francisco Mercado, y representantes de la Cámara Provincial de Proveedores Mineros y otras organizaciones pymes, mantuvieron una reunión, para solicitarle a la entidad financiera de bandera, financiamiento para poder adecuar sus servicios y prestaciones a los “estándares de calidad” que exigen las empresas multinacionales mineras que explotan los yacimientos de esa provincia.

Estas empresas serían: la norteamericana Livent, propietaria de FMC Chemical International Ag y de Minera del Altiplano que opera en el Salar del Hombre Muerto; Galaxy Resources Ltd, (australiana, propietaria de Galaxy Lithium o Sal de Vida S.A.; Neo Lithium Corp., canadiense, propietaria de Liex Argentina que opera en Fiambalá; y Yamana Gold, también canadiense, impulsora del Proyecto Mara que va a la extracción de cobre, molibdeno, oro y plata.

Desde la entidad bancaria se comprometieron a trabajar en la creación de un “paquete de herramientas financieras que permitirán brindar competitividad a los proveedores mineros locales” a la hora de ofrecer sus bienes y servicios. Más explícitamente, afirmaron desde el Banco Nación que se intentará «incentivar a empresarios locales a insertarse en la cadena de valor de la industria de la minería», como proveedores de las multinacionales norteamericanas y de países miembos de la Commonwealth británica como Australia y Canadá.

En una semana donde en Argentina se debatió fuertemente sobre la posibilidad de que empresarios extranjeros y particularmente de origen británico pudieran haberse hecho de tierras y recursos en zonas estratégicas o sensibles a la soberanía nacional, la banca estatal, cumple con el deber de ofrecer financiamiento a empresarios pymes locales para poder formar parte de las cadenas de proveedores de las multinacionales del mismo origen.

Por lo demás, y según trascendió el programa consistiría en la creación de una línea de créditos denominada “PYME Minera”, con un tope de compra de hasta $ 3,5 millones (algo más de 16.000 dólares, lo que vale una hectárea sojera en zona núcleo). Es sabido que las inversiones de las multinacionales en relación con los dividendos que obtienen no son muy grandes, la suma que implicaría la línea de créditos, sería baja, con poco margen para la adquisición de bienes de capital, y difícil de pagar en caso de no obtener los contratos. Si bien, no se conocen todavía en profundidad el paquete de propuestas que ofrecerá el Nación, la relación de crédito riesgo sería muy alta para los pequeños empresarios; e insignificante para la multinacional.

Las condiciones que presenta el panorama descripto invitar a suponer dos cosas. Por un lado que los empresarios pyme terminarán sobreendeudados; o que lo que puedan ofrecer resulte insuficiente, y las multinacionales desarrollen sus propios proveedores y terminen de desregular el sector, a imagen y semejanza de lo ocurrido en Vaca Muerta. Armar una subsidiaria en Argentina no es muy difícil una vez que se accede a la explotación del recurso.

Estamos entonces ante una nueva manifestación del arte de las grandes empresas extranjeras: comprar a dos, vender a uno y seguir ganando dinero. También presenciaremos otra jugada “maestra” del deporte liberal en su versión argentina: que la banca del Estado Nacional financie los costos operativos de los capitales anglosajones.

Fuente: El Ancasti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.