A “redescubrir” la Argentina como un país bicontinental… (pero en avión)
7 marzo, 2022
La Zona Aduanera de San Luis suma poder de maniobra
8 marzo, 2022
ver todo

La odisea de regar en el desierto

El gobierno sanjuanino lanzó un programa de compensaciones económicas para los productores, denominado “Subsidio Tarifario Extraordinario al Riego Agrícola”. La iniciativa, obedece a la grave situación de sequía que padece el sector agroproductivo y su necesidad de utilizar riego asistido por energía eléctrica.
Redacción
La crisis hídrica en San Juan es permanente. Se trata de una geografía desértica o semidesértica, donde la agricultura no es de gran escala, pero consiste en una actividad sensible para una buena parte de la población. Según INDEC, la provincia poseía hasta hace una década atrás 95.000 hectáreas bajo cultivo, de las cuales quedan ahora un 60% y absolutamente dependiente del riego electromecánico.
En consecuencia, el porcentaje del costo energético se ha incrementado exponencialmente en la matriz de costos de los productores a partir de la permanente utilización de bombas de extracción de aguas subterráneas, y el Gobierno provincial ensayará una política de subsidios denominada “Subsidio Tarifario Extraordinario al Riego Agrícola” de cara a equilibrar las cuentas para la temporada agrícola 2021-2022. Para ellos, la provincia destinará cerca de 5.550.000 de pesos para tales bonificaciones.
Así, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia, se dispuso asignar subsidios extraordinarios, destinados a solventar los “mayores costos asociados al consumo de electricidad” para la extracción de agua para el riego agrícola. EL calculo para las asignaciones se basarán en los rangos que arrojen los consumos registrados por los medidores en el período diciembre de 2021 a abril de 2022, ambos inclusive.
Según el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), respecto a subsidios incorporados en las facturas, se han sumado 794 regantes al Registro de Beneficiarios del Subsidio Tarifario Extraordinario al Riego Agrícola. Ya con los guarismos de diciembre de 2021 consolidados, desde el Ente informaron que cerca del 50% de los regantes tuvieron consumos superiores a los promedio.
«Los usuarios beneficiados por el subsidio han abonado por los consumos de diciembre de 2021 en promedio un 11% menos de lo que les hubiese correspondido abonar, resultando la media del subsidio recibido del orden de $ 6.500», señaló el EPRE sanjuanino en un informe.
Desde ese organismo, explicaron que los subsidios extraordinarios dispuestos, son adicionales a los de suministros encuadrados en la habitual tarifa de Riego Agrícola, y reducirán el impacto del uso intensivo de electricidad para extracción de agua en la presente campaña productiva. Así, el titular del suministro que alimenta el equipo de bombeo de agua, abona el costo del consumo identificado como «característico», calculado como promedio del uso en temporadas de recurso hídrico adecuado.
La base del “Subsidio Tarifario Extraordinario al Riego Agrícola”, es el consumo excedente, que ha llegado a tasas cercanas al 50%. Según se consignó tiempo atrás por esta misma Redacción, la crisis hídrica sanjuanina obedece por un lado a la sequía general que azota el territorio nacional; pero asimismo, es la consecuencia del mal uso o abuso sin los controles o sanciones correspondientes, que acontecen aguas arriba de las cuencas hídricas de la provincia, en la multiplicidad de explotaciones mineras que en la precordillera y cordillera, lugar de las nacientes de las cuencas involucradas.

Fuente: EPRE San Juan / Diario de Cuyo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.