La olivicultura nacional busca su recuperación

Sin ofensa ni temor 16: El periodismo en crisis
26 marzo, 2022
Necesitamos una Empresa de Líneas Multimodales Argentinas Siglo XXI
27 marzo, 2022
ver todo

La olivicultura nacional busca su recuperación

Argentina es el quinto proveedor mundial de aceitunas de mesa. El primero es España y le siguen Egipto, Grecia y Marruecos. Repartidas en las provincias de La Rioja, Catamarca, San Juan, Mendoza, Córdoba, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires, la superficie cubierta por los bosques de olivares en nuestro país se acerca a las 90 mil hectáreas.
Redacción
Mendoza tuvo cierta repercusión en la cadena semanas atrás, a partir de que una la de las empresas productoras de aceite de oliva recibiera un reconocimiento internacional. Sin embargo en esa provincia es donde tal vez más se está sintiendo la retracción del sector, dado que los productores se están volcando a otas actividades agrícolas. De ser líder nacional en la actividad, pasó a tenes un poco más de 5.000 ha entre los bosques destinados a conserva y los abocados al aceite.
Según los expertos ligados al sector, durante el corriente año se espera un promedio de incremento en la producción total nacional de alrededor del 15%, a partir de la alternancia anual de los ciclos de producción – denominado en la jerga vecerismo – y la entrada en producción de algunos bosques nuevos.
Más allá de lo mencionado respecto de la calidad del aceite argentino, la producción nacional es mayoritariamente conservera. La Rioja y Catamarca lideran el sector con 20 y 16 hectáreas respectivamente, se las cuales un 75% están dedicada a esa faceta de la actividad. En cuanto a los precios, los mismos son diferentes según la variedad, pero entre las más aptas para el uso industrial y descarozado, rondan los US$ 0,70 el kilo y el resto oscilan entre 0,60 y 0,65 dólares que recibe el productor. Una planta adulta, produce aproximadamente 50 kilos; y por hectárea se toma un parámetro de 200 plantas, aunque eso depende también del modo de riego y las características del cultivo.
Según estos precios, para que sea rentable y la familia pueda sobrevivir, una chacra debe tener de 15 a 20 hectáreas, teniendo en cuanta que el 70% de sus superficie esté abocado a la producción.
Respecto al mercado externo, las sumas ya son diferentes de US$ 700 la tonelada de la aceituna conservera en el mercado interno, puesta en Brasil y sin descarozar, la misma tonelada pasa a valer el doble. Respecto del aceite de oliva, durante 2021 en la Unión Europea se pagaba 3.200 la tonelada de aceite. Estimativamente, son 6,7 kilos de aceituna por kilo de aceite.
Los productores primarios tienen expectativa que el precio del kilo de aceite cierre mejor; pero el descontento con el Gobierno Nacional es considerable. Dentro de una semanas se definirá el precio y tendremos asimismo un equivalente aproximado del total de la producción bruta entre lo destinado al aceite y lo destinado a aceitunas de mesa.

Fuente: MAGyPN / INTA / Diario de Cuyo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.