Las banderas “argentinas” de los países de Centroamérica. Un homenaje a un corsario nacional

A 50 años del primer Cabildo Abierto de las Ligas Agrarias
15 noviembre, 2020
El cielo de las autopartes
16 noviembre, 2020
ver todo

Las banderas “argentinas” de los países de Centroamérica. Un homenaje a un corsario nacional

No hay muchas banderas celestes y blancas en el mundo, pero en América se da el caso de que hay varias que no sólo tienen esos colores, sino que además tienen dos franjas celestes y una blanca -al igual que la bandera argentina- y que pertenecen a países que están todos en Centroamérica. Obvio que esto no es casualidad. Por Lionel Ercoli

Quien “exportó” nuestra enseña hacia esa parte del planeta fue el marino franco-argentino Sargento Mayor Hippolyte de Bouchard (o Hipólito Bouchard) quien bajo patente de corsario otorgada por el Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón, se hizo a la mar con la fragata “La Argentina”, desde la Ensenada de Barragán, el 27 de junio de 1817. La nave, que tenía 700 toneladas y 38 cañones a bordo, estaba tripulada por 250 hombres. Su misión, como luchadores por la independencia americana, era la de hostigar a los buques mercantes españoles, capturar sus embarques y hundirlos donde los encontraran.

La nave “La Argentina” dio la vuelta al mundo durante dos años, efectuando decenas de capturas, bloqueos a puertos enemigos y asaltos a fortificaciones. Hizo el periplo: Madagascar, Filipinas, Hawai, California (donde en el fuerte de San Carlos de Monterrey, en noviembre de 1817, se izó la bandera argentina), México, Centroamérica, Valparaíso y vuelta a Buenos Aires, a fines del año 1819.

Entre marzo y abril de 1819 “La Argentina” permaneció, con su pabellón nacional a tope, frente a las costas pacíficas de Nicaragua. En esas aguas, además, el día 2 de abril, se produjo una de las batallas más importantes. Junto a la “Chacabuco”, otra nave nacional, enfrentaron y vencieron a cuatro navíos españoles.

Los centroamericanos quedaron tan impresionados por la hazaña de Bouchard y “La Argentina” que al crearse las Provincias Unidas de Centroamérica, el 1º de julio de 1823, el líder independentista salvadoreño Manuel José Arce y Fagoaga, tomó los colores argentinos para la bandera de la flamante Confederación. Ésta, el 22 de noviembre de 1824, pasó a llamarse República Federal de Centro América, conservando los colores en su enseña (en la ilustración al pié, las dos primeras banderas)

La República Federal de Centroamérica fue disuelta en el año 1839, pero los colores “argentinos” fueron heredados por varias banderas de los Estados de la región, a saber (por orden, ilustradas al pie): El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Una acotación al margen. Según una reciente investigación realizada sobre una antigua bandera nacional del año 1814, que está en Tucumán, los expertos del Centro de Química Inorgánica del Conicet, han llegado a la conclusión de que el color correcto original no es el celeste, sino el azul de ultramar. Obvio es que la banderas expuestas a la intemperie se volvían prontamente celestes.

Fuente: Historias de Buenos Aires

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.