Los pormenores de la cereza santacruceña

Nada cambiará para el río Paraná
15 febrero, 2022
Gas y ductos
15 febrero, 2022
ver todo

Los pormenores de la cereza santacruceña

Con la expectativa de los productores de consolidar una buena temporada, y la promisoria proyección para los años venideros, se resaltan las dificultades logísticas a la hora de producir y comercializar .

Redacción

La cereza de Los Antiguos, promete un buen resultado para la corriente temporada. Se estima que la zafra 2021-2022 cerrará en 1.650 toneladas, lo que implicaría que el pequeño valle de esa localidad patagónica produce el 15% del total del volúmen país para esa fruta fina que se estima en 11 mil.

Argentina, junto a Chile y Nueva Zelanda, son los países que proveen al hemisferio norte en contraestación, y particularmente, la que crece en Santa Cruz es la última que va hacia esos mercados, ya que se termina a mediados de febrero. Es más dulce que otras variedades que crecen en el país por la particularidad climática, aunque de un tamaño más chico.

La dificultad que presenta la producción en el valle de Los Antiguos, es el factor logístico en dos dimensiones: la menor cantidad de vuelos para realizar el cabotaje y la operatoria de los puertos de aguas exteriores. Según se informó, el flete aumentó en los últimos dos años un 200 %, pasando de 2.000 a 6.000 dólares por tonelada de cereza.

La principal competencia que posee la fruta santacruceña, es la carga contenerizada desde los puertos chilenos. Los costos hacia China, Europa y Estados Unidos, son más bajos y de mayor volumen, lo que implica que la fruta trasandina en el mercado mundial alcanza una tercera parte del precio argentino. Para dimensionar, Argentina exportó 5 mil toneladas de cerezas contra 360 mil que produce el vecino país.

Según los costos que divulgan las organizaciones de productores, el valle de Los Antiguos posee cerca de 200 hectáreas. Para plantar una hectárea de cerezas, se requieren alrededor de 30 mil dólares, y una totalidad de 1.450 árboles de promedio por ha. Cada planta tarda dos años en llegar a las condiciones de producción, y posee un valor cercano a los US$ 21 por unidad. Los rindes promedio son de 30 kg por planta y de 15 a 20 toneladas por hectárea.

Fuente: INTA / La Opinión Austral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.