Modificación a los aranceles de exportación para algunos productos agropecuarios

Las bananas como espejo de la realidad del productor argentino
16 diciembre, 2021
Números favorables para la cadena metalmecánica agrícola
17 diciembre, 2021
ver todo

Modificación a los aranceles de exportación para algunos productos agropecuarios

Mediante un Decreto publicado en el Boletín Oficial, el Ejecutivo Nacional modificó el régimen de las mal llamadas «retenciones agropecuarias» a partir del 1° de enero de 2022.

Redacción

Mediante el Decreto N° 851/21, el Poder Ejecutivo Nacional anunció a través del Boletín oficial, la reducción o quita de derechos de exportación para una serie de productos agropecuarios. La medida alcanzaría a aquellos que implicarán un nulo o bajo impacto por sus niveles de consumo interno, y que por ende no repercutirán gravemente en el incremento de precios a partir de que comiencen a comercializarse en el mercado internacional.

De esta manera, el Decreto establece la reducción “a cero” a partir de 2022, las “retenciones” al maní, el sorgo, maíz pisingallo, cebada, sémola, harina de maíz entre otros. Asimismo, suprime la alícuota para los productos que revistan la condición de ecológicos, biológicos u orgánicos, debidamente certificados y autorizados por el organismo competente.

El Ejecutivo argumentó al respecto que «la demanda de alimentos orgánicos representa un mercado con alto potencial de desarrollo a nivel nacional y se encuentra en crecimiento a nivel internacional». Aunque incorpora una distinción para el trigo, soja y maíz que tengan certificación orgánica, reduciendo el arancel en un 5% respecto de los porcentajes vigentes a la fecha.

Según el texto del decreto, con esta medida el Gobierno pretende “incentivar la producción y exportación de alimentos diferenciados por su modo de producción, acorde al criterio de fomentar mayor producción de alimentos con valor agregado». Sin embargo, los productos contemplados en su mayoría, son comercializados a granel; y por lo tanto la industrialización de los mismos es escasa.

Con éste Decreto, el Gobierno de Alberto Fernández, continúa ampliando las posibilidades para la canasta de exportaciones argentinas, de cara a lo que parece ser su único objetivo de gestión: recaudar divisas para pagar la deuda externa a través de venta al mundo de materias primas, relegando la puesta en marcha de un programa industrial soberano y autónomo.

Fuente: Boletín Oficial de la Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.