Polietileno: se abriría la importación para romper posiciones monopólicas

Es que en la escuela no le germinó el poroto
8 noviembre, 2022
Amplio triunfo sandinista en elecciones municipales
9 noviembre, 2022
ver todo

Polietileno: se abriría la importación para romper posiciones monopólicas

Así trascendió desde el Ministerio de Economía de la Nación. El superministro casi Presidente estaría considerando la decisión, para romper el monopolio de Dow.

Redacción

El superministro casi Presidente, Sergio Massa, buscaría autorizar la importación de 60 millones de dólares de polietileno de alta densidad para romper el monopolio que ejerce el gigante estadounidense Dow. Según trascendió, durante el día de hoy se darían a conocer las medidas, que persiguen el objetivo es bajar los costos de producción a las empresas que utilizan polietileno y que entran en el programa Precios Cuidados.

La propuesta acercada a Massa consiste en acceder al insumo mediante proveedores externos a un costo de 1.050 dólares la tonelada, y “obligar” a la multinacional yanqui Dow a “bajarse” de los U$S 2.200 que vende en el mercado interno por el mismo producto y como único oferente.

Hagamos un poco de historia. Durante la desregulación masiva de mercados y ola de privatizaciones de la década de los ’90, Dow llegó a la Argentina y adquirió Industrias Patagónicas (InduPa) y Petroquímica Bahía Blanca. Con esos activos y en sociedad con YPF y la japonesa Itochu, ganó rápidamente una posición de supremacía en el mercado importancia. Luego avanzó con la adquisición de PoliSur, productora de polietileno de la petroquímica Ipako propiedad del Grupo Zorraquín.

Con el correr de los años, Dow implementó políticas empresarias de expansión, quedándose con la totalidad de Petroquímica Bahía Blanca al comprarle a YPF el 28% de las acciones. Es allí en el complejo de Bahía Blanca donde la compañía produce el polietileno y desde donde ejerce su posición dominante en el mercado interno argentino y de gran parte de América del Sur.

Por otra parte, permanentemente ha desarrollado estrategias de condicionamiento de mercado y medidas políticas que la favorecieran, a partir maniobras generalmente relacionadas con el cierre de instalaciones o cese parcial de actividades productivas.

Una de las últimas que se le conocen, y que provocó cierto revuelo en la interna del Frente de Todos, fue cuando la multinacional amagó a cerrar la Planta San Lorenzo, en provincia de Santa Fe, durante 2021. Allí producen específicamente poliuretano, que es un insumo fundamental para la cadena de producción de “línea blanca” (cocinas, lavarropas, freezers, heladeras). En aquel momento, corporativamente aseguraban que la producción se detendría en mayo del corriente año.

Cuarenta días después del amague, del cual ya transcurrió un año, Dow daba marcha atrás con la decisión de cerrar la planta, ya que había llegado a un “entendimiento” con el gobierno, que les permitía mejorar “condiciones de competitividad”. En criollo, el Presidente Fernández, a través de la dupla Guzmán-Kulfas, le creó un arancel de importación que protegiera a la multinacional, y cortó con todo el fomento posible hacia virtual libre competencia interna que pudiera generarse (que salvo YPF, si recupera las plantas a manos de la misma Dow, nadie podría hacerlo en Argentina).

No va a suceder, pero la historia de Dow en nuestro país, amerita mínimamente una expulsión por atentar contra la soberanía industrial nacional. Massa no comulga con eso; pero le hará chas-chas en la cola.

Fuente: Más Industrias

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.