¡Que tiene gusto a jabón, pero es queso…!

Ruidos en Chubut por el viaje de Guzmán a Canadá
13 junio, 2022
China: cuando el Estado conduce la logística y no al revés
14 junio, 2022
ver todo

¡Que tiene gusto a jabón, pero es queso…!

Luego de una treintena de fracasos en las políticas de control de precios finales de los alimentos para el consumidor, al flamante Secretario de Comercio Interior se le ocurrió una idea brillante: establecer una política de control de precios finales de los alimentos para el consumidor. Ah!… también está sonando la zamba del desacople.
Redacción
Aparentemente, el gobierno nacional autorizaría mayores subas en la canasta de Precios Cuidados y reducir los productos ofertados. Según se informó, la medida surgiriría de la negociación con las empresas proveedoras de alimentos y consumo masivo que, a cambio, deberán garantizar el abastecimiento de los productos en los supermercados.
Las subas se conocerán el próximo 7 de julio cuando se relance el programa. Pero, nuevamente, los cuadros técnicos y políticos del Gobierno tuvieron que admitir que en los últimos meses el espíritu del programa se había desvirtuado, debido al desabastecimiento de productos dentro de Precios Cuidados. Esto asimismo, generó una brecha de precios que llegaron hasta el 40% por ciento en algunas zonas de implementación de dicha política. Según se conoció, el porcentaje de provisión de productos en góndola, que se mantuvo en general entre un 80 y 85 por ciento, se encuentra actualmente a menos del 65 %.
La mencionada brecha, es algo que preocuparía al gobierno, para lo cual argumenta que “hay dos caminos”: por un lado, con el objetivo de garantizar el abastecimiento, el Ejecutivo autorizaría aumentos mayores en los precios regulados; o bien, lo que queda es aplicar la Ley de Abastecimiento. Sobre éste último, los funcionarios opinan que se trataría de «un instrumento de última instancia». Se ve que consideran que los aumentos constantes no son significativos como para adoptar medidas de ese tenor.

La zamba del desacople

El Ministerio de Economía trabaja en la modificación de los tres fideicomisos vigentes para desacoplar el aumento de los precios internacionales de los internos. Los funcionarios confían que la medida “puede funcionar”.
Hasta el momento hay tres fideicomisos funcionando: el que subsidia la harina 000 y los fideos secos, con 25 millones de dólares anuales de recaudación; el del aceite con mayor historia y renovación anual; y el más reciente fondo estabilizador del trigo.
Los dos primeros, se encuentran con fondos insuficientes como para continuar funcionando. El del trigo, sumaria cuatro empresas molineras más a las tres existentes.
En fin, no hay nada nuevo bajo el sol. Las viejas y tibias medidas de “acompañamiento” y no de intervención, nuevamente mostrarán que carecen de resultados positivos para el pueblo trabajador, y los precios seguirán aumentando.

Fuente: Secretaría de Comercio / Página 12

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.