Quema el hombre como quema el modelo de producción…

… al Norte seca y al Sur la inundación
10 febrero, 2022
De “Interés Público Nacional” y brasileño también
10 febrero, 2022
ver todo

Quema el hombre como quema el modelo de producción…

El diario Norte, dio a conocer un informe del INTA donde se afirma que en las provincias del NorEste argentino se habrían quemado 361.043 hectáreas entre pastizales, bosques, cultivos y coberturas. La provincia de Corrientes fue la más afectada con más del 90% de la cantidad consignada.

Redacción

La falta de lluvias y las temperaturas extremas que se vienen registrando desde diciembre de 2021 generaron incendios en las provincias del norte argentino. Corrientes sufrió la pérdida de más de 335.043 hectáreas; mientras que de manera extraoficial se supo que Formosa superó las 13.000 hectáreas, producto del fuego. El Chaco habría perdido entre 4.000 y 5.000 hectáreas mientras que Misiones superó las 8.000 hectáreas de bosques.

En Chaco, donde la tala ilegal de monte es uno de los flagelos que acecha a esa provincia, sólo durante enero del corriente año. Es decir, el fuego se llevó más hectáreas que el desmonte ilegal en el primer mes del año. Además las temperaturas que superaron los récords históricos para esa provincia, afectó a la agricultura, la ganadería, la apicultura y la horticultura, razón por la cual se declaró la emergencia hídrica.

Corrientes por su parte registra un bajo índice de precipitaciones en los últimos dos años. La seca y las altas temperaturas fueron el factor fundamental para la proliferación de incendios. Según la EEA INTA Corrientes, se cuantificaron más de 335.043 hectáreas quemadas entre los meses de diciembre 2021 y enero 2022, repartidos mayoritariamente en los departamentos de San martín, San Miguel y Paso de los Libres.

El estudio satelital realizado, indica que aproximadamente 3,8% de la superficie de la provincia de Corrientes sufrió quemas durante el mes de enero de 2022. Del total, 58% de las coberturas afectadas por las quemas son áreas de humedales como esteros, bañados, malezales y vegetación de valles aluviales, 35% pastizales y el resto 7,4% son bosques, tanto cultivados como nativos.

Por su parte en Misiones, la superficie forestal quemada fue superior a las 8.000 hectáreas, principalmente en los últimos 40 días. Más de 95% de los focos de incendios tienen origen en acciones del hombre, la mayor parte de las cuales están relacionadas con la quema de pastizales para favorecer el rebrote y crecimiento de las pasturas y así disponer de forraje tierno para la hacienda en primavera.

Más allá de los acontecimientos climáticos causados por el fenómeno de “La Niña”, la sequía es producto de la alteración del régimen de lluvias en términos generales, con el aditamento del manejo de las cuencas hídricas realizado entre Argentina, Brasil y Paraguay.

En las provincias y en el Gobierno Nacional, hay descontento con el papel de Juan Cabandié a cargo de la cartera de ambiente. De hecho, se habría designado una secretaria de Cambio Climático desde el despacho presidencial para poder contrapesar los repetidos desaciertos en el área.

Sin embargo, hay un factor que ni el mejor ministro de ambiente podrá contrarrestar por si mismo: mientras las tres naciones mencionadas no abandonen el modelo de producción agropecuaria reinante, y no devuelvan cierto equilibrio a las cuencas hídricas, los incendios, las malas cosechas, la caída de rendimiento en los campos y el fin de los humedales, será moneda corriente en la próxima década.

Fuente: INTA / Diario Norte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.