Se conocieron las alzas de los precios mayoristas de 2021

Litio: una OPEL por 30 monedas o la soberanía industrial Argentina
20 enero, 2022
Una piara “in-vitro” fue traída al mundo desde la UNLPam
21 enero, 2022
ver todo

Se conocieron las alzas de los precios mayoristas de 2021

El pasado martes, el Instituto nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), publicó un nuevo informe sobre el Sistema de Índices de Precios Mayoristas (SIPM), donde se reflejan entre otros datos, el aumento acumulado de precios internos en los distintos sectores de la actividad productiva del país durante el año 2021.

Redacción

El INDEC refleja en el informe mencionado, tres sistemas de precios distintos – aunque todos confluyentes -, con los cuales intenta medir, cuantificar y ponderar los precios de las distintas cadenas productivas y de valor a lo largo del año.

Primero detalla el denominado Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM). En él, el organismo pretende medir la evolución promedio de los precios de los productos de orígenes nacional e importado que se encuentran en el mercado interno, y que demandan todos los sectores de todas las cadenas productivas, desde la actividad primaria hasta el consumidor final. Se incluyen en el mismo, el IVA, los demás impuestos internos, descontándose los subsidios específicos. Como contempla solamente ventas en el mercado interno, no se contemplan las exportaciones realizadas.

En segundo lugar, INDEC propone el Índice de Precios Internos Básicos al por Mayor (IPIB), donde se contabilizan los mismos datos que en el anterior, pero sin tener en cuenta la incidencia de los impuestos. Para el organismo, esa diferenciación es positiva, porque permite observar que incidencia en el movimiento de los precios tienen las distintas políticas recaudatorias impulsadas.

Por último, en tercer lugar, se propone el Índice de Precios Básicos del Productor (IPP) mide la variación promedio de los precios percibidos por el productor local. Acá se incluyen las exportaciones y no se cuentan las importaciones. Tampoco se tienen en cuenta los impuestos en este caso.

Los datos

Explicado lo anterior, INDEC informó que para el caso del IPIM, se registró una suba general de todo el sistema de precios equivalente al 51,3%. Desagregando que para los productos primarios fue del 45%; para los productos manufacturados y energía eléctrica 54,1%; y para los productos importados 44,6%.

En el caso de los productos primarios, las subas más llamativas en términos generales, se dieron en la carne vacuna con 54,27%; los productos pesqueros 84,67%; y los minerales no metalíferos 57,88%.

En cuanto a los productos manufacturados, llama la atención la la suba en maderas aserradas con un 90,68%; los insumos químicos industriales con 82,76%; y las cubiertas de caucho con 83,67%. La energía sumo incrementos a los precios por un 61,09%.

Las importaciones asimismo marcaron un 44,55% de incremento.

Para el caso del IPIB suba general de todo el sistema de precios equivalente al 50,5%. Desagregando que para los productos primarios fue del 42,7%; para los productos manufacturados y energía eléctrica 54,7%; y para los productos importados 44,48%.

Respecto de una discriminación más específica, los valores varían en el mismo tener que los porcentajes generales, no registrándose diferencias por impuestos mayores al 3%.

Respecto del último índice analizado por INDEC, el IPP, donde en rangos generales presenta 50%; y en el desagregado para los productos primarios fue del 41%; para los productos manufacturados y energía eléctrica 54%, no se encuentran diferencias significativas respecto de los precios finales que pone el productor a los medidos en el primer índice.

Hay un dato alarmante que atraviesa los casi 140 registros que componen cada índice y que representan una cadena de valor o un segmento de la actividad productiva e industrial: salvo excepciones puntuales, la mayoría de los rubros oscila entre el 40 y el 54% de incremento de precios, en una economía que según el mismo organismo tuvo un promedio de 51% de inflación durante 2021.

Ahora bien; el sentido común nos dice a los argentinos que la inflación se produce a causa de la devaluación de la moneda nacional respecto del dólar estadounidense. Sin embargo, en el mercado paralelo, la divisa aumento un 25% durante el pasado año.

La inflación -como dijimos- fue más del doble, y si tuviésemos que reducir el incremento del sistema de precios mayoristas a un solo número, ese guarismo nos indicaría cerca de un 50,7% de aumento durante 2021.

No podemos opinar respecto de la veracidad del INDEC en las ponderaciones porque carecemos del rigor técnico específico. Pero podemos mencionar – y recomendar – dos cosas: o explican mejor la construcción de cada índice; o que los mismos resulten de un trabajo previo y público del análisis de cada cadena de valor. Los argentinos necesitamos esa información para poder construir criterio.

Fuente: INDEC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.