Se espera al menos un 51% de incremento en los alquileres

YPF Internacional aumentó los combustibles en Argentina
3 febrero, 2022
Y ahora le toca a las semillas…
3 febrero, 2022
ver todo

Se espera al menos un 51% de incremento en los alquileres

La permanente postergación del impulso de políticas públicas en materia de vivienda, y la inexistencia de un banco estatal que fomente el crédito hipotecario tendrá un nuevo capítulo durante febrero y marzo en Argentina: el aumento de los montos de alquileres.

Redacción

En esta época del año es donde un enorme porcentaje renuevan sus vínculos contractuales, están en la búsqueda de un inmueble o deben afrontar los aumentos pactados por contrato. Asimismo, aquellos inquilinos que sellaron su contrato con la vigencia de la Ley de Alquileres, que estipula que los incrementos son anuales, deben afrontar las nuevas cuotas con montos más grandes.

Si bien se rumorean cambios en la ley, que impulsan por un lado las organizaciones de inquilinos y por otro los propietarios, hasta el momento no hay manifestaciones explícitas ni desde el Gobierno nacional o los legisladores respecto del tema. La actual norma, data desde el 1° de julio de 2020, tendrá su primer capítulo de aumento para aquellos que firmaron sus contratos después del 1° de febrero de 2021.

El mecanismo de subas está establecido en la ley. El mismo deriva de un índice que elabora el Banco Central de la República Argentina, denominado Índice para Contratos de Locación (ICL). Este se compone del promedio entre la inflación general – fijada por INDEC a través del Índice de Precios al Consumidor (IPC) – y los salarios de los trabajadores registrados – que surge del índice Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

El monto del ICL es publicado diariamente en el sitio web del Banco Central. Por tanto, para conocer cuál será el incremento de las cuotas mensuales, el mecanismo es: consultar el ICL del día de la actualización de los alquileres, y dividirlo por el ICL de la fecha de firma del contrato.

Por ejemplo, si la actualización era a partir de 1° de febrero del corriente, el ICL fue de 1,77. Exactamente un año atrás, dicho índice fue de 1,17. Por lo tanto se hace la cuenta 1,77/1,17. Eso da como resultado 1,51. Luego se multiplica ese número por el monto del alquiler que se venía pagando. Por ejemplo, una cuota de $ 20.000 x 1,51 = $30.200. Ese resultado es lo que costará la nueva cuota.

Es de esperarse que durante el transcurso del año, haya novedades respecto de la legislación. De lo contrario, el Gobierno debería iniciar un programa nacional de construcción de viviendas en forma masiva y constante. De esa forma, la demanda de alquileres cesará, y sus costos se harían más estables menos especulativos.

Mal no vendría tampoco para reactivar la industria de la construcción en forma definitiva. Es acceso a la vivienda es uno de los derechos permanentemente vulnerados en Argentina. Es tiempo que eso cambie.

Fuente: BCRA / Inquilinos Autoconvocados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.