Tirar la piedra y esconder la mano II: ahora escriben los acopiadores

Causas del Terrorismo de Estado II
25 marzo, 2022
Puerto Quequén y la vuelta del tren de cargas
25 marzo, 2022
ver todo

Tirar la piedra y esconder la mano II: ahora escriben los acopiadores

Tras la iniciativa de la Sociedad Rural Argentina de presentar cartas a los acopiadores y exportadores para que no les trasladen el precio de las retenciones, ahora se suma el sector que le sigue en la cadena de valor.
Redacción
Estaba medio cantado que las notas iban a seguir. Ahora comenzaron los acopiadores a enviarles escritos alas exportadoras para que no les transfieran el costo del impuesto a los derechos de exportación o retenciones.
La Sociedad Rural Argentina (SRA) lo había comenzado a impulsar la pasada semana para todos los productores primarios. El reclamo consiste en que al momento de entregar sus granos a los acopios o las empresas exportadoras, hagan firmar la nota tipo expresando “disconformidad” con el pago establecido al recibir un precio FAS con el descuento proporcional de retenciones.
Así como lo hizo la SRA, ahora el escalón siguiente de la cadena, está llevando adelante la misma iniciativa y con una nota casi textual a la que hicieron circular los productores. La Federación de Acopiadores indicó que las empresas del rubro son “ajenas a la aplicación de derechos de exportación” y recomendó a sus socios que, si reciben la nota promovida por la SRA, envíen como respuesta otra en la cual se expresa una reserva de derechos.
En esa misiva, los acopiadores manifiestan que ellas “son intermediarias en la comercialización del mercado interno. Las ventas de granos se realizan en base a la interacción de la oferta y demanda y a los precios por todos conocidos (pizarras, Matba-Rofex, etcétera). Por lo tanto, no retienen ni pagan derecho de exportación alguno; sólo entregan los granos a los compradores finales (industria o exportación) y proceden a su liquidación conforme la legislación vigente”. La nota agrega que “los acopios son ajenos a cualquier actividad ilegítima como dejan entrever en su nota algunos productores”.
Las notas modelos que unos a otros se envían son casi calcadas. Difícil no pensar que el movimiento estaba acordado y programado. Un segundo paso en la maniobra de acumular papeles para que después las exportadoras presionen sobre el Gobierno Nacional sobre el grado de “descontento” que prima en “el campo”.
Se sumaría ahora, que las políticas gubernamentales están haciendo enfrentar entre sí a dos sectores históricamente complementarios en la actividad agropecuaria. Cómo lo afirmamos desde esta Redacción respecto del movimiento de la SRA, lo hacemos extensivo a la FAC: jamás jugaron un papel protector de los intereses nacionales, sino que siempre bregó porque sus propios intereses, sean los objetivos de la Nación.
Veremos cómo siguen las acciones. El río está muy revuelto porque el Gobierno Nacional al mismo tiempo se empeña en cometer error tras error respecto de la política agropecuaria a desarrollar. Lo hemos manifestado también: hay una mirada netamente fiscalista y de “deje hacer”; sin mediar, controlar o ejercer la actividad de exportación. Solamente recaudar.

Fuente: Federación de Acopiadores de Cereales

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.