Encierre de Vicuña: la recuperación de una técnica ancestral para la mejor lana del mundo
27 octubre, 2022
Agroquímicos, INTA y el hambre que duele ahora
27 octubre, 2022
ver todo

La base militar de Puerto Belgrano, ubicada en el partido de Coronel Rosales, será un centro espacial en el Sudoeste Bonaerense y podría lanzar satélites en 2030. Venimos publicando cada tanto los proyectos que impulsa la CONAE en materia de desarrollo de cohetería. Tener nuestra propia plataforma de lanzamiento estratégica, nos sumaría soberanía.

Redacción

La industria aeroespacial avanza en la República Argentina, siguiendo una tradición que lleva más de cinco décadas de trabajo con idas y vueltas. En la provincia de Buenos Aires, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)forma especialistas en ingeniería aeroespacial, sino que más de un municipio también ofrece los lugares para hacer las pruebas de los cohetes y, en un futuro no muy lejano, lanzarlos al espacio.

Hay algo no del todo acertado: algunas lenguas hablan de “reciclar” la base naval militar de Puerto Belgrano de Punta Alta (Coronel Rosales) en un centro espacial. No sería conveniente para un país bicontinental y bioceánico, regalar el mayor enclave naval militar del litoral marítimo.

[Nota del Editor: No nos extrañaría en absoluto que una idea semejante esté siendo impulsada; pero nos dedicaremos a eso específicamente en otra nota.]

Sin embargo, utilizar una porción del predio para instalar una base de lanzamiento y no sólo de ensayo, no sería una mala idea: se podría actuar complementariamente.

Según la CONAE, la UNLP y demás dependencias vinculadas, la plataforma podría ser realidad en 2030; y desde allí, hacer lo lanzamientos del Tronador II. En algún momento, compartimos las consideraciones de Marcos Actis respecto de este proyecto integrador: “En Córdoba está el centro de operaciones de los satélites y toda la parte de integración de los mismos. El desarrollo de los motores se hace en Falda del Cañete. Después, todo lo que es la integración de los lanzadores y fabricación de estructuras se va a hacer en Pipinas. Los bancos de prueba serán en Punta Indio, y finalmente el lanzamiento de los vehículos se va a hacer desde la base de Puerto Belgrano”.

Actis es presidente de VENG (Vehículo Espacial Nueva Generación), la empresa aeroespacial estatal que tiene como principal objetivo construir y operar el lanzador de satélites Tronador; que según él, “salvo cuestiones de electrónica, el resto se puede hacer en el país”.

Lo cierto es que el proyecto de instalar la lanzadera y la plataforma definitiva en Puerto Belgrano sería una decisión tomada. La idea asimismo, es lograr un fabricación en serie de la cohetería y caminar hacia la integración nacional total.

Son todas buenas noticias. Pero ojo con eso de reciclar la base naval militar. Venimos más que flojos en materia de navegación para la defensa de nuestro territorio marítimo: lo tenemos invadido por los ingleses, sus aliados militares de la OTAN y los de la pesca comercial. La conducción de la Armada no es el Almirante Brown justamente, pero no hagamos locuras. Ya tenemos bastante con las ideas ingeniosas de los abogaditos de Buenos Aires.

Fuente: CONAE / VENG / SudoesteBA

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.