Una piara “in-vitro” fue traída al mundo desde la UNLPam

Se conocieron las alzas de los precios mayoristas de 2021
20 enero, 2022
Trigo HB4: mucho “gre-gre” para decir “Gregorio”
21 enero, 2022
ver todo

Una piara “in-vitro” fue traída al mundo desde la UNLPam

El éxito del proyecto fue anunciado por la casa de estudios durante la semana. La iniciativa, de ser uilizada correctamente, podría aportar grandes ventajas para la planificación productiva de la actividad porcina

Redacción

La Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), anunció que a fines del mes de diciembre pasado, nació la primera camada de lechones fecundados mediante la técnica de “transferencia embrionaria”

Según se informó desde la casa de estudios, la “gestación se desarrolló con normalidad al igual que el parto y la viabilidad de los lechones, siendo óptimos la velocidad de crecimiento y el estado sanitario”. Se prevé que en las semanas siguientes se continuarán evaluando los resultados de los monitoreos y las mediciones pos-destete.

La técnica de la “transferencia embrionaria” es una biotecnología con una ventaja potencial de cara al futuro de la producción porcina. La misma permitiría la planificación productiva eficiente disminuyendo riesgos sanitarias para la salud animal, que luego gravitarán en en el plano alimentario y nutricional del consumo humano.

Ya en la etapa de producción y cría, podrían ahorrarse costos en materia de transporte y alojamiento, y derivar recursos para poner en condición óptima las instalaciones en chacra. De poder desarrollarse esta innovación técnica desde las instituciones estatales, la misma podría estar al alcance de los productores, según los términos de la planificación que se instrumente. La puesta a punto de la técnica de transferencia embrionaria quirúrgica permitirá asimismo, desarrollar importantes líneas de investigación y transferencia de tecnología para el sector porcino.

Las técnicas de reproducción asistida aplicadas a la cría de animales, conllevan otras aristas y potencialidades que pueden ser positivas o negativas para la población. La clave no está en cuestionar el avance tecnológico, sino en la evaluación de su aplicación conveniente y el criterio político, económico y sanitario que las organiza.

Fuente: UNLPam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.