Tiemblen los Tiranos 19: La Profecía de Artigas
5 marzo, 2022
Arena con ingeniería, papá
5 marzo, 2022
ver todo

Zona francamente ruinosa

Presentamos brevemente otro caso respecto de uno de los temas a los que Chasqui Federal le otorga mayor interés, la Zonas Francas. Uno de los componentes de la ruina del trabajo argentino.
Redacción
La realidad se cuenta desde el lugar donde se la mire. Cuesta creer que por ejemplo, algunos sectores con cierto “poderío” económico regional en La Pampa, hablen de un crecimiento gradual de la provincia en las últimas dos décadas, y dejando de estar vinculada a “la actividad primaria para posicionarse en el sector industrial”.
Esa misma realidad, vista con otros ojos y en términos comparativos, visualiza una provincia que cada vez más ha ido centrado su actividad económica en Noreste de su territorio, en detrimento del 60% restante, asociado a la patagonia Norte, y convertido gracias despojo de los ríos por parte de las represas mendocinas en parajes desérticos. Si miramos la provincia en forma integral, veremos un núcleo próspero en facturación y actividad (de ahí su concepción de “crecimiento”), mientras el resto del suelo pampeano supervive, hasta que la voluntad política pueda re- planificar el perfil económico-poblacional del territorio.
Sobre el Noreste, está asentada una parte de la mejor ganadería del país, una gran cantidad de hectáreas dedicadas a los cultivos de exportación. La faceta industrial que presenta la región, no está asociada a las ramas vinculadas a la metal mecánica, metalurgia, siderurgia, o la química, sino a la agregación de valor en cercanía de la producción agropecuaria. Es decir, baja complejidad industrial.
Como muestra de ello, es la influencia regional cada vez mayor que está cobrando la Zona Franca de General Pico (ZFGP). No solamente posee radio de acción en La Pampa, sino que también absorbe parte del producto del Noroeste bonaerense.
Es lógico que la ZFGP se promocione como vehículo de de industrias, innovación y competitividad de cara a atraer a empresas que se involucren dentro de ellas. Existen otras Zonas Francas de importancia y cercanía relativa (Bahía Blanca, Villa Constitución y Justo Daract), y como compiten entre ellas, deben construir una propuesta atractiva para la región.
En Argentina, las Zonas Francas se crearon en 1994, con el objetivo de potenciar exportaciones agregando valor local. Sin embargo, pasadas las décadas, se ha transformado en centros de almacenaje de productos manufacturados importados que inundaron el mercado interno en detrimento del trabajo industrial argentino.
Si bien hay un régimen legal que las reglamente, cada Zona Franca que existe en el país – 17 en total – posee cuestiones particulares. Para el caso de ZFGP, los “beneficios” son cuantiosos y desbalancean las actividades y cadenas que se desenvuelven en su zona de influencia.
Entre otros factores, las empresas que se radican allí, tienen asegurada la posibilidad de colocar la totalidad de la producción en el mercado interno, con importantes prerrogativas para que esas mesrcaderías circulen y lleguen al consumidor final. Asimismo, por lo establecido en la Ley 25.237, poseen el beneficio de reducción del 100% de las contribuciones patronales al Régimen de Seguridad Social; están exentas del pago de la Tasa Estadística; y perciben reintegros por los gastos de exportación.
Además, el Estado pampeano le otorgó otra serie de ventaja s respecto de cualquier otra empresa radicada en la provincia: reintegro del 100% de las contribuciones patronales de la ART, obra social y ANSSAL (Sistema nacional de Seguros de Salud); exenciones en el pago de Ingresos Brutos todas las actividades industriales de ventas mayoristas; exenciones en impuestos municipales y del pago del IVA para los servicios considerados básicos. Obviamente, al estar dentro de Zona Franca, las empresas están exentas del pago de todo tipo de tributos aduaneros e impuestos nacionales.
Todoas esas ventajas hacen que las empresas radicadas en ZFGP, posean una matriz de costos mucho más ventajosas que cualquier otra que esta en situación de trabajo convencional mirando los números desde la facturación final. Prácticamente, estan funcionando con un 40 o 50% de ventaja respecto de sus competidores directos; y son condiciones que facilita el Estado.
Sin embargo no se trata de un nicho de generación de empleo. La ZFGP apenas emplea algo más de 500 trabajadores entre todas las firmas que operan dentro de ella. A pesar de los beneficios impositivos y tributarios, la reducción de costos operativos, la posibilidad de poder incorporar tecnología, ofrecen el marco para garantizar almacenaje, maniobra y distribución de productos terminados importados.
Es decir, regiones de nuestro país que posean en su cercanía una base de operaciones como la ZFGP, está condenada a que nada por fuera de su esfera influencia pueda nacer y crecer. Si a cambio de una procesadora de silos bolsa y alimento balanceado, se permite la importación e ingreso al mercado interno de manufacturas que perfectamente pueden producirse en el país, y tanto falta hacen a las cadenas de producción.
Un ejemplo: dentro de la ZFGP funcionan importantes talleres de confección de indumentaria. No es un rubro estratégico para las necesidades de la nación que requiera de operar dentro de un régimen de exenciones de obligaciones tributarias y patronales. Otro ejemplo; dentro de la ZFGP operan también importadoras de insumos y pertrechos para las Fuerzas de Seguridad. Argentina posee dentro de la estructura de Fabricaciones Militares todo lo suficiente para producir ese material sin necesidad de importar.
No todos los males de la Nación están asociados a lo que sucede dentro de la ZFGP, peor ésta nos sirve de caso testigo para poder explicar como funciona el sistema de Zonas Francas en Argentina y en cualquier parte del mundo: es la herramienta perfecta para que desde el fomento de la importación de manufacturas innecesarias, o desde las facilitación de la no tributación, perjudican y desestabilizan el armónico funcionamiento al que deben tender todas las actividades de la producción.

Fuente: Gob de La Pampa / Más Industrias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.