8 – 8 = 0. Bajan los precios internacionales del morfi

8 – 8 = 0. Suben los precios del transporte
8 agosto, 2022
La tómbola de Precios Cuidados – Toma 1.000
8 agosto, 2022
ver todo

8 – 8 = 0. Bajan los precios internacionales del morfi

Sin embargo en Argentina no se nota porque aquí no baja nada. Por o tanto, seguimos igual; estamos en cero. Lean lo que sigue porque la FAO nos explica como las exportadoras que operan en Argentina, van a hacer la guita de aquí a mayo próximo.

Redacción

Según los informes que periódicamente publica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los precios internacionales para las materias primas alimenticias disminuyeron más de un 8% durante el mes de julio. Según el organismo, se trata de la mayor disminución de precios luego de la crisis financiera internacional del año 2008.

Acontecimiento que recordamos muy bien en Argentina, porque en dicho contexto se dió la implementación de la famosa Resolución 125/2008, diseñada por el entonces Ministro de Economía de Cristina Fernández, Martín Lousteau, y que desde entonces (y como toda la vida), mantiene al pueblo en conflicto permanente con las entidades patronales agropecuarias – la “Mesa de Enlace” – y las multinacionales exportadoras de cereales, oleaginosas y sus subproductos a granel.

La FAO festejó la noticia. El declive del nivel de precio s habría acontecido a partir de la reanudación de las operaciones de exportación de commodities agropecuarios por parte de Ucrania. En Argentina, no fue muy festejada la noticia, porque los actores interesados estaban obteniendo desde el inicio del conflicto bélico, tasas de rentabilidad altísimas.

Sin embargo, asi como la FAO espera que los precios de los alimentos bajen su precio a nivel mundial, aquí en Argentina no baja nada. Por lo tanto, las cosas seguirán más o menos igual, con la diferencia que los mencionados actores comerciales no ganarán tanta cantidad de dinero en un lapso tan corto.

Según apunta la fuente consultada, “Ucrania y Rusia representan casi un tercio de la producción mundial de cereales, y el conflicto bélico derivó en marzo en el gran incremento en el valor de los mismos. Además del trigo (14,5%), cayeron 11,2% los precios de los cereales secundarios y 10,7% los del maíz”.

Se espera por otra parte -siempre a nivel internacional- que a partir del descenso del precio del petróleo, baje el costo tanto de los fletes como de los insumos derivados de los hidorcarburos, como por ejemplo, los fertilizantes o herbicidas.

La FAO es optimista en cuanto al futuro, ya que así como los precios bajaron por el acuerdo del Mar Negro, también lo hicieron por la «superdisponibilidad» estacional que brindaron Argentina y Brasil. El organismo espera por tanto que mientras se termina la “fina en el hemisferio Norte y se encara la “gruesa”; las perspectivas de cosecha en el Sur sean las esperadas o incluso mayores, si los costos operativos descienden.

Hace muy bien la FAO en ser optimistas, pero como ya dijimos, en Argentina no baja nada. De todas formas, está la alternativa de toda la vida: el posible quebranto sobre la rentabilidad internacional de las exportadoras, lo compensa el pueblo argentino, pagando sumas exorbitantes por cada vez menos cantidad de alimentos.

Fuente: FAO / Bichos de Campo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.