Barcos más grades para el afano en Malvinas

Se analizará un banco genético argentino
9 noviembre, 2022
Vaca Muerta y las paradojas coloniales argentas
9 noviembre, 2022
ver todo

Las noticias que llegan de los astilleros españoles cuentan que están renovando la flota de cara a asumir las licencias pesqueras por 25 años acordadas con los británicos. ¿Cafiero y resto de diplomáticos? Bien, gracias.

Redacción

La entrada en vigencia de la nueva política de licencias pesqueras ilegales que pondrá en práctica Gran Bretaña, como una de las formas de consolidar su invasión en el Atlántico Sur, abre un negocio espectacular para las empresas pesqueras asociadas y los astilleros españoles.

Los acuerdos que extienden los británicos son por 25 años, lo cual literalmente a las empresas a “pescar en la pecera”. La firma española Lafonia también lo entiende así, y por tanto encargó la extensión del buque “New Polar”; que pasará de los 74,5 a los 88,5 metros, renovará su planta propulsora y su capacidad de frío. Según comunicó el armador, “la obra se realizará en tiempo récord para llegar a la próxima campaña que se inicia en enero”.

Supongamos que no cumplan con el récord esperado, pero lo cierto es que desde los astilleros gallegos ha trascendido que se viene una renovación de la flota pesquera preparados especialmente para la faena en el Atlántico Sur.

La pasividad de la Cancillería argentina es pasmosa. De hecho, los acuerdos de extensión de licencias por un cuarto de siglo se conocen hace varios meses, sin que se haya registrado una sola reacción desde los cuerpos diplomáticos. Tanto el Embajador argentino en España – Ricardo Alfonsín -, como el “nieto ilustre” y ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, se han manifestado al respecto.

Medios españoles afirman que los astilleros Nodosa Shipyard profundizaron la relación que mantiene con las pesqueras que trabajan en Malvinas; que durante el mes de septiembre programaron la construcción del “Prion”, un arrastrero de 85 metros para la firma Petrel Fishing Company Ltd, participada por Pescapuerta. El astillero además, está en tratativas por más obras, ya que a la misma firma durante 2021 le construyó el “Falcon”. Asimismo, se dio a conocer que Nodosa, también construyo buques para Pereira (Argos Cíes) y Rampesca.

En las narices de Cafiero, la firma Lafonia  – que pertenece al grupo empresario español Morrazo S.A. – está asociada estratégicamente a las empresas radicadas en Malvinas, Seafish y Seaview. Con ellas, Lafonia formó “Polar Seafish”, y pose una flota de tres buques arrastreros; uno de ellos, el “New Polar”.

Lo que tal vez genera mayor inquietud, es que desde el Ministerio de relaciones Exteriores no se anuncie y se hagan conocer al pueblo argentino este tipo de barbaridades; y que exista una actitud sumisa ante los hechos, las empresas o incluso hacia España. Tampoco se lo ha escuchado al embajador Alfonsín hablando al respecto.

Y el asunto no es broma: Inglaterra está invadiendo nuestro territorio y saqueando nuestros recursos. Aquel país que permita, por sí mismo o a favor de sus empresas, contribuir en dicha invasión, debe ser -cuando menos – señalado pública e internacionalmente.

Nada de eso ha sucedido.

Fuente: Faro de Vigo / Agenda Malvinas

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.