El Congreso tiene la llave de la soberanía nacional y no la usa

FAdeA + CONAE = Tronador
25 septiembre, 2022
Tiemblen los Tiranos 74: Karaí Guazú, Karaí Marangatú
25 septiembre, 2022
ver todo

El Congreso tiene la llave de la soberanía nacional y no la usa

Reimpulsan proyectos para recuperar los fletes marítimos nacionales y crear una mega corporación estatal de transportes. Desde el Movimiento de Liberación Nacional solicitan el tratamiento de tres iniciativas legislativas presentadas a fines del año pasado en la Cámara de Diputados. Reproducimos , nota publicada días atrás en el diario “Tiempo Argentino”.

Redacción

Más allá de las políticas económicas gubernamentales actuales, persisten debates que atraviesan las coyunturas. Desde hace varios años, el Movimiento de Liberación Nacional (MLN) junto a otras organizaciones de raigambre peronista, de una línea “industrialista, de tercera posición”, presentan proyectos legislativos en el Congreso para intentar retomar, en algunas áreas claves, y adaptadas al siglo XXI, parte de las políticas económicas implementadas por Juan Perón, especialmente durante sus dos primeros gobiernos.

En este caso, mantienen conversaciones con diputados del Frente de Todos para que se traten en sus respectivas comisiones tres proyectos presentados en diciembre del año pasado: en primer lugar, la creación de una corporación estatal de empresas que tenga a su cargo la gestión y fiscalización de los servicios de transporte “multimodal” de mercadería, correo y pasajeros, llamada ELMA XXI.

En segundo lugar, la generación de un Fondo para el Desarrollo de la Industria Naval Nacional (FODINN) destinado especialmente al financiamiento productivo de las actividades de los astilleros radicados en Argentina. Y el tercer proyecto fija un nuevo régimen del transporte por agua, el cual, entre otros puntos, establece una reserva de carga de mercadería del 50 por ciento a favor de los armadores nacionales. En otras palabras, ese proyecto reserva la mitad del mercado de fletes marítimos para los armadores de bandera argentina, los cuales deberán estar inscriptos en un Registro.

Estas iniciativas fueron presentados en la Cámara de Diputados, en diciembre del año pasado, por los entonces legisladores Fernanda Vallejos y Marcelo Koenig, del Frente de Todos. Posteriormente, sumó su respaldo el actual diputado Hugo Yasky, también del FdT. Dos de ellas, se encuentran en la Comisión de Intereses Marítimos, y una en la de Transporte (el de la creación de la corporación estatal de empresas de transporte ELMA XXI). Todas mantendrán estado parlamentario hasta el 1º de marzo de 2023.

En este contexto, Martín Ayerbe, integrante del Movimiento y uno de los impulsores de estos proyectos explicó: “En 1990, en el marco de la ley 23.696 de Reforma del Estado (privatización que sigue vigente), se entregó el mercado de fletes marítimos a las multinacionales del comercio exterior. Así se ‘liberó’ el mercado a la bandera de conveniencia de paraísos navales y fiscales. Al no transportar las cargas en buques argentinos, no facturamos el servicio de fletes marítimos. Menuda tarea ‘regular’ una actividad que no se ejerce, que se desconoce su estructura de costos y que es eslabón estratégico de la cadena de valor del intercambio. Esto se resuelve con el proyecto que reserva el 50% del mercado de fletes marítimos para la bandera nacional y crea el órgano de autorización correspondiente para el fletamento”.

Para Ayerbe, quien también preside el Foro Naval Argentino Hipólito Bouchard, la creación de un Fondo especial para el sector “resuelve el financiamiento para construir los barcos en astilleros nacionales. Como lo supimos hacer con Astarsa, Mestrina, Corrientes, Sanym, Príncipe-Menghi-Penco, Alianza, Tandanor y Astillero Río Santiago”.

Según fija el proyecto, los recursos para conformar este FODINN provendrían de “no menos” del 0,05 por ciento del Presupuesto Nacional, “aportes y donaciones” de Nación, “Provincia”, municipios y particulares, así como “no menos” del 5 por ciento del total facturado por fletes de importación y exportación en el primer año de vigencia de la ley, hasta bajar al 2 por ciento en el cuarto año de vigencia de la norma, para mantenerse constante en ese nivel, entre otros puntos. Esos recursos serán destinados al otorgamiento de créditos y subsidios para construcción, modificación y reparación de buques, así como actividades de investigación y capacitación en astilleros radicados en Argentina.

Logística nacional, área clave

El proyecto de ley ELMA XXI, en tanto, tomó su nombre de la Empresa Líneas Marítimas Argentina (ELMA), empresa naviera del Estado argentino que fue creada en 1960 producto de la fusión de la Flota Mercante del Estado (FME) y la Flota Argentina de Navegación de Ultramar (FANU). ELMA fue desmantelada y disuelta en el marco de la ley de Reforma del Estado 23.696, aplicada bajo la presidencia de Carlos Menem.

En caso de crearse, esta Corporación sería “el único titular del servicio público del transporte multimodal”, gestionaría la planificación comercial del transporte “multimodal” y tendría a su cargo la fiscalización, dirección, supervisión y control de las sociedades estatales como Aerolíneas Argentinas, Ferrocarriles Argentinos, “Marina Mercante y Flota Fluvial Argentina Sociedad del Estado”, “Transportes Carreteros de la Argentina Sociedad del Estado” así como “Ductos Argentinos Sociedad del Estado”.

En este punto, en comunicación con Tiempo, Ayerbe marcó la importancia estratégica de la logística para los intereses nacionales: “Este es un proyecto para volver a nuclear el sistema de transporte y que opere como corporación de transporte multimodal. Es abarcativa porque el orden logístico determina si una nación es soberana o no lo es… sin logística no hay abastecimiento de insumos, ni tampoco distribución de productos terminados. Por eso es importante la recuperación de un orden logístico, por eso está en un rango superior a otras áreas productivas”.

Habrá que ver si, en tiempos de revisiones periódicas ante el FMI, estas propuestas encuentran margen de consenso. Por lo pronto, uno de sus méritos consiste en mantener estas cuestiones en debate. Para las próximas semanas desde el MLN tienen previsto intensificar las conversaciones con diputados del FdT para reimpulsar el tratamiento de estas iniciativas.

Fuente: Diario Tiempo Argentino

Invitame un café en cafecito.app

3 Comments

  1. Urrutia Rodolfo Oscar dice:

    Realmente es más que importante llevar a cabo esté proyecto,el congreso lo tiene que revisar y aprobar.

  2. Urrutia Rodolfo Oscar dice:

    Realmente es más que importante llevar a cabo esté proyecto,el congreso lo tiene que revisar y aprobar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.