El Gobierno impulsa proyectos de ley para el desarrollo productivo

¡Salud por Cicaré y la industria nacional!
28 enero, 2022
Las desventuras de tripulantes y buques argentinos
29 enero, 2022
ver todo

El Gobierno impulsa proyectos de ley para el desarrollo productivo

Con números rimbombantes potenciales en materia de facturación y generación de empleo, en las horas previas a los anuncios del Ministro de Economía respecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno Nacional redactó una serie de proyectos de ley que buscan reactivar sectores de la producción.

Redacción

Según se informó, las iniciativas serían tratadas por el Congreso Nacional durante las sesiones extraordinarias de febrero. Estarían destinados al los sectores agroindustrial, automotríz, energías alternativas, el desarrollo del cáñamo y sobre el “Compre Nacional”. En total son cinco proyectos. Cuatro impulsados por el Ministerio de Desarrollo Productivo, y el restante por el Consejo Económico y Social que a instancias del Ejecutivo, promueve una legislación para el fomento del sector agroindustrial. Se espera que las leyes una vez instrumentadas, permitan generar divisas, sustituir importaciones y lograr encadenamientos en la industria.

De esta manera, uno de los proyectos está dirigido a la electromovilidad, donde se promoverá la investigación, producción, comercialización y reconversión de vehículos y autopartes propulsados por fuentes de energía “sustentables”. La ley propone un régimen de beneficios impositivos y financiamiento de largo plazo, destinado al potencial público comprador y a las empresas terminales productoras, autopartistas y fabricantes de baterías. Dicho régimen está pensado a veinte años, con beneficios decrecientes a medida que se desarrolla el sector; y estableciendo que desde 2041, se prohibirá la comercialización de vehículos nuevos de combustión interna.

Según el Ministerio se proyecta para 2030, un ahorro acumulado de 10,7 millones de toneladas de CO2 y la creación de 21.000 puestos de trabajo: 12.500 en terminales automotrices, 6000 en autopartistas y 2500 en fabricantes de baterías.

El segundo proyecto es el de desarrollo de cannabis medicinal y cáñamo industrial. Éste ya cuenta con media sanción del Senado, y otorga un marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis en las diferentes etapas de la cadena productiva; como del cáñamo para uso industrial en rubros como el textil, papel, alimentos, productos de higiene. Para el cannabis medicinal, se busca generar un clima de inversiones públicas y privadas en toda la cadena medicinal complementando la legislación vigente, que no implica un incentivo en términos de desarrollo productivo.

El principal punto del proyecto de ley tiene que ver con la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame) encargada de entregar las licencias de producción para regular, administrar y fiscalizar toda la cadena productiva; así como otorgar y administrar autorizaciones para producción y comercialización con especial atención a pymes, cooperativas y economías regionales. Esto dejaría fuera de juego al INTA, INTI y ANMAT como organismos reguladores y certificadores.

Según se comunicó desde la cartera de Producción, el potencial económico hacia 2025 es de 10.000 nuevos empleos, 500 millones de dólares en ventas al mercado interno, y 50 millones de dólares de exportación anuales.

Respecto del proyecto de “Compre Argentino” y del desarrollo de proveedores, se hace referencia alas compras públicas que realiza el Estado en todos sus niveles y estamentos. Actualmente, el mismo representa el 13% del PBI, y pretende alcanzar el 15% (alrededor de 64.200 millones de dólares en órdenes de compra). Con esta iniciativa, desde el Ministerio calculan un impacto económico de 30.000 nuevos empleos privados; y 40.000 millones de pesos adicionales de inversión en investigación, desarrollo e innovación al año; y 500 millones de dólares de ahorro por sustitución de importaciones.

Sobre la iniciativa destinada al sector agroindustrial, este implica un paquete de beneficios impositivos; cambios en el esquema para la valuación del pago del impuestos a las Ganancias en ganadería y la promoción del uso de insumos para impulsar la producción sustentable. En números, implicaría sumar 100 millones de dólares a la canasta de exportaciones y 700 mil puestos de trabajo.

Por último, el proyecto que involucra a la industria automotriz y autopartista, propone para el sector que es el principal exportador de Manufacturas de Origen Industrial (MOI), creando el Régimen de Promoción que implicaría la devolución anticipada del IVA; la amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias, y derechos de exportación del cero por ciento (0%) por diez años.

Fuente: Ministerio de Desarrollo Productivo / Argentina.gob

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.