Energía Atómica: avanza la construcción del CAREM
21 octubre, 2022
Sin ofensa ni temor 57: Ecología no es jardinería
22 octubre, 2022
ver todo

El tren que corre sobre las aguas

Más allá del saqueo “multipolar”, siempre es mejor que el tren corra por las vías. Se rehabilitó el ramal Buenos Aires – Mendoza del Ferrocarril San Martín.

Redacción

Uno de los ramales ferroviarios más importantes para la tierra adentro es el San Martín, y especialmente el que une Buenos Aires con Mendoza. Para el pueblo trabajador, todo es ganancia con el tren.

Más allá del trazado en embudo, sobre el cual hemos abundado en otras oportunidades; o la “nueva ola” logística que implica la construcción de “corredores bioceánicos” que optimicen el saqueo en este “mundo multipolar”; siempre es mejor que los ramales ferroviarios estén activos, unan regiones, generen actividad productiva a su paso, y abarate los fletes ganando velocidad.

Luego de mucho cavilar, hace un año atrás fue rehabilitado el ramal que hoy atraviesa la laguna La Picasa (sur de Santa Fe y Oeste de la provincia de Buenos Aires). Con la crecida del espejo de agua, a causa de épocas de lluvias por encima del promedio, pero fundamentalmente, por el pésimo manejo integral de las cuenca del Salado y la cadena de lagunas y bañados que la integran, La Picasa, traspasó sus antiguas dimensiones, y el ferrocarril que antes la bordeaba, hoy la corta por la mitad.

Mientras el ramal estuvo inactivo, el tránsito anual por los circuitos alternativos que lo reemplazaron apenas superaba las 30.000 toneladas por mes (un equivalente a mil camiones). A doce meses de su rehabilitación, los entes administradores del ramal aseguran que las cargas se multiplicaron por más de tres, alcanzando las 100.000 toneladas mensuales (3.350 camiones aproximadamente) y superando el millón de toneladas anuales.

Oportunamente, la obra del pedraplén que atraviesa la laguna, y que hubo que construir con sus correspondientes pasos de agua, significó solamente para sus tramos finales unos 200 millones de pesos, según los entes ejecutores. El ramal, permitió acortar en 170 kilómetros la distancia recorrida entre Buenos Aires y Mendoza; y redujo a 36 horas el tiempo total de recorrido entre cabeceras. Es decir, los costos operativos bajaron en relación a la ruta previa a la rehabilitación del presente ramal.

Entre los principales productos transportados, se reportan cemento, agua, jugo, gaseosas, vino, minerales y piedras que circulan entre Buenos Aires y Cuyo en ambos sentidos. Según la documentación de porte, se destaca el incremento específico de piedra partida con origen en la región de Cuyo. La evolución de la industria de la construcción en el último año, significa que dichos fletes de incrementen en un 160% respecto del año anterior.

Más allá de la centralización de los recorridos, siempre es mejor que el tren funcione, ande y mejore cada día. El tren es vehículo de justicia social porque es equivalente a la generación de trabajo.

Fuente: Ser Industria

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.