«A FANAZUL la desguazaron, la saquearon, con la plena intención de que no abra nunca más»
18 octubre, 2022
Pescar en la pecera: Chubut te lo hace realidad
18 octubre, 2022
ver todo

La oveja no es sólo el vellón

Argentina es uno de los líderes mundiales en producción lanar. No tanto por la cantidad de toneladas obtenidas, sino por la calidad de sus fibras y sus rodeos. Además, es una actividad que se desarrolla en varios puntos del territorio y por ende posee condiciones particulares según la zona de cría y esquila.

Redacción

Estamos transitando la época de preparto en las majadas de lanares, y por lo tanto comienzan las esquilas y todo el andamiaje del circuito de la lana se pone en movimiento. Allí, instituciones como INTA y SENASA están presentes: el 95% de la producción nacional se exporta; y por tanto, la cadena se ha formateado en función de los estándares internacionales.

Un paso en falso y la mercadería pierde valor. Al estar reventada la industria textil nacional, o no poder pagar el precio que se pone desde Australia para la lana, la cadena se cae y repercute en el trabajo.

Es decir, la oveja y el vellón, corren la misma suerte de toda economía primarizada y sin el vector secundario intermedio e industrial terminal a disposición: queda a merced del mercado externo.

Una de las etapas del proceso tanto de las majadas como de la zafra específicamente, son las esquilas de preparto. Desde INTA por ejemplo, afirman que este proceso tiene una doble función: por un lado repercute positivamente en la calidad de la fibra y el rinde de la lana. Por otro, mejora la supervivencia de los corderos (futuras ovejas o primer eslabón de la industria cárnica ovina).

La época de mayor densidad de vientos y voladura, es justamente de septiembre en adelante; principalmente en la Patagonia. La oveja sufre acumulación de tierra dentro de la mecha de lana. Cuanto menor exposición de las ovejas a esa condición, mejor rinde y resistencia de la fibra se obtiene luego del lavado y peinado del vellón.

Por otra parte, a la falta de lana, el animal busca reparo para la parición, lo cual protege en mejores condiciones al cordero en las primeras horas de vida.

Asimismo, la esquila preparto permite la planificación del manejo de la majada en términos sanitarios, más allá de los planes básicos y preventivos que anualmente INTA y SENASA ponen a disposición de la cadena. Los especialistas explican que se trata de un momento donde se pueden detectar defectos en vellones y mastitis no vistas durante la revisión previa al servicio – para el caso de los machos -, y así marcar y descartar estos animales en caso de que estos posean enfermedades heredable como la lana sisal o dermatitis. Ambas pueden detectarse al retirar el vellón porque producen círculos amarillentos, que dejan inservible a la lana o le bajan la calidad.

De haber animales afectados con esas enfermedades, lo más probable es que los corderos que estos gesten hereden el problema y se extienda por toda la majada. De allí la importancia de trabajar en conjunto con el propietario y los contratistas de la esquila respecto de estas posibilidades, de cara a mejorar tanto las majadas, como los rindes y la calidad de las fibras, de las actuales ovejas y de las próximas camadas.

INTA a través del programa PRO-Lana, trabaja y revisa sobre estas técnicas.La esquila se completa con el acondicionamiento del vellón obtenido de la oveja. Eso implica, la descontaminación de la exposición a fibras plásticas o hierbas y pastos voladores que se adentren en la mecha. Asimismo, en la esquila también se cuida de eliminar las puntas amarillas generadas por lana teñida por orina, o las pinturas con las cuales e marcan o curan los animales.

A menor contaminación del vellón, mejor calidad de la lana y mejor precio. Generalmente, si se trabaja ordenadamente – explican desde INTA – la majada está mejor en términos integrales.

Cuánto conocimiento acumulado posee el campo y el Estado argentino. Lástima que el producto de ese trabajo beneficie sólo al sector primario de la actividad, y el resto marche allende los mares.

Fuente: INTA Pro-Lana / SENASA

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.