Nueva obra de seguridad para resguardo de combustible nuclear

El pueblo chileno rechazó la reforma pero el debate continuará abierto
7 septiembre, 2022
Vuelve el servicio de trenes de cargas entre Argentina y Paraguay
7 septiembre, 2022
ver todo

Nueva obra de seguridad para resguardo de combustible nuclear

La empresa a cargo de la explotación y operatividad de las centrales nucleares Atucha I y II y Embalse Río Tercero, anunció la finalización de una obra clave y complementaria para el funcionamiento y la extensión de vida de las plantas de energía atómica.

Redacción

La semana pasada se conoció que la empresa Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA-) finalizó la construcción del sector destinado al Almacenamiento en Seco de Elementos Combustibles Gastados en la Central Nuclear Atucha I. Se trata de un proyecto clave para la continuidad de operación de esta instalación que genera energía eléctrica para un millón de personas.

La obra nació a partir de la necesidad de aumentar la capacidad de almacenamiento de elementos combustibles gastados de la Central Nuclear Atucha I que actualmente se encuentra desarrollando tareas de extensión de su vida útil. Se trata de un edificio nuevo adosado e integrado al edificio existente de la Casa de Piletas de la Planta, en el que se instalaron 316 silos ubicados por debajo del nivel 0,50 m. Esto permite albergar 2.844 elementos combustibles.

NA-SA presentó el acontecimiento como “un desafío” en términos de ingeniería, que complementa los previamente realizados por la firma, tales como la finalización de la Central Nuclear Atucha II y la extensión de vida de la Central Nuclear Embalse. Asimismo, se destacó, “posiciona una vez más a la industria nuclear argentina como motor de innovación y desarrollo de las capacidades científico-tecnológicas del país”.

Según NA-SA, la nueva instalación funcionará como espacio de almacenamiento para los elementos combustibles de uranio ya utilizados por la Central en el proceso de generación de energía. Culminada la obra, el pasado 27 de agosto, se comenzó con el traslado de los elementos combustibles hacia el edificio en el cual quedarán alojados. La obra tuvo significó una inversión de $ 6.000 millones, empleando a más 200 trabajadores calificados.

Las autoridades de Nucleoeléctrica, también destacaron que el proyecto fue impulsor de firmar proveedoras tanto de servicios de obra como insumos. Algunas de las mencionadas durante los anuncios oficiales fueron: CONSULPER, a cargo de terminaciones civiles; RAFA, que realizó el montaje electromecánico; UZWIL, encargada de terminaciones de estructuras metálicas y TECNIARK, responsable de ingeniería de tableros. También, ALSINTEC, especialista en ingeniería de procesos y control; CONUAR, a cargo del montaje de componentes de silo; FUEGO RED, responsable del sistema anti incendio y SECIN, la construcción del contenedor que traslada los elementos combustibles al silo de almacenamiento.

Desde 2008 a la fecha, NA-SA se encuentra ejecutando el Proyecto de Extensión de Vida de Atucha I, cuya finalización permitirá extender su operación por veinte años adicionales a plena potencia. Atucha I cuenta actualmente con una potencia eléctrica bruta de 362 megavatios eléctricos. Todos sus sistemas de seguridad fueron actualizados y cumplen con las exigencias locales e internacionales.

Fuente: NA-SA / AgenDAr

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.