Unidad de los argentinos para la reconstrucción nacional

Por un buen 2022
31 diciembre, 2021
Sin ofensa ni temor 1: “El derecho parece atrapar insectos, pero no buitres”
2 enero, 2022
ver todo

Unidad de los argentinos para la reconstrucción nacional

El año 2021 nos encuentra, como Pueblo y Nación, desunidos y desorganizados.

Por Martín Ayerbe *

El Estado Empresario Argentino sigue privatizado y al servicio de intereses foráneos. La PyME argentina quebrada y mendicante, reducida a la compra-venta, tentada a prostituirse como importadora, y sin perspectiva de recuperar la complejidad industrial que es fuente de valor agregado nacional y riqueza.

El Pueblo Trabajador dividido en tres: un tercio en blanco, un tercio en negro y el otro tercio desocupado y refugiado en planes sociales del Banco Mundial. Dónde hoy estar en blanco ya no es garantía de bienestar con un promedio salarial de Clase Media subdesarrollada de 250 dólares mensuales, inferior a la década del ’90.

Y ésto tiene responsables: los moderados de la correlación de fuerzas, la izquierda buchona del “no hacerle juego a la derecha”, los niños ricos que tienen tristeza, en fin: los alcahuetes de la Embajada. Los que endeudan el país y los que pagan esa deuda. La derecha que entrega la Nación y los funcionarios progres que lloran por televisión.

Al tiempo que el desierto crece, esa partidocracia demoliberal busca perdernos en discusiones banales y coyunturales que nunca llevaran a la resolución del único problema real y de fondo del conjunto del Pueblo argentino: la falta de trabajo. Son espectros que incitan el odio entre compatriotas y con Pueblos Hermanos, nos dividen por abajo para arreglar por arriba.

Frente a los individualistas que reducen lo auténtico, verdadero y valioso a proyectos personales. Frente a la élite global, el poder económico y los oligarcas.

Yo necesito una imagen,
de Jesús el Nazareno.
Que refleje su fracaso,
intentando un mundo nuevo.
Que conmueva las conciencias
y cambie los pensamientos,

Con su ejemplo como estrella, con la mirada y la cabeza puesta en la tradición Nacional, desde San Martín, Artigas, Rosas, Encarnación, Felipe Varela, Yrigoyen, Perón, Evita. Con nuestro corazón entregado a todos los que en éste momento sufren por la razón que sea, con caridad, misericordia y respeto.

Llamamos a la reflexión a todos nuestros queridos Hermanos y Hermanas. Abriendo nuestros brazos de par en par para recibir a todos y todas los hombres y mujeres olvidados de nuestra Tierra.

Llamamos a la Unidad y la Concordia desde abajo.
Llamamos al diálogo entre los de abajo para terminar con la entrega de los de arriba.

Llamamos a la PAZ que solo da la Justicia Social para que se concreten los sueños que tanto anhelamos. Porque en la base común de Justicia Social de todos los argentinos está la tierra fértil donde crecer en nuestra propia identidad, nuestra propia tradición, nuestra filosofía nacional que no es más que nuestro propio vitalismo, nuestro romanticismo, nuestro espiritualismo patriótico.

La secta del coraje, la religión del trabajo, la escuela de ganar. Ese es nuestro pan suprasubstancial, y es deber compartir con nuestros hermanos americanos.

Las palabras del año pasado pertenecen al idioma del año pasado. Y las palabras del año próximo esperan otra voz.

Y poner fin es empezar:

1.- Mediante ELMA XXI, vamos por una Marina Mercante Argentina de 175 buques construida en astilleros nacionales que genere 150.000 puestos de trabajo para siempre. En el mismo sentido la construcción de la flota ferroviaria y sus nuevas troncales Andino, Atlántica y Norteña debe darnos 500.000 de trabajos en blanco y ser eje de repoblación nacional en la Cordillera y la Patagonia Argentina.

2.- Así, y en el mismo sentido por sustitución de importaciones, en la Industria Aeronáutica y Mecánica del Estado, debemos superar los 2.000.000 de puestos de trabajos que es hoy el tamaño de las importaciones que nos deprimen en la mas abyecta y servil desocupación.

3.- Crear Yacimientos Mineros Argentinos para terminar con la depredación de las mega mineras extranjeras y abastecer desde el inicio de la cadena de valor a las Fábricas Militares de Acero y a toda la industria metalúrgica nacional. Cómo valernos de los minerales estratégicos para el desarrollo de una electrónica de base nacional junto al INVAP, la CONEA, CITEDEF y el Instituto Balseiro. Electrónica de proyección estratégica soberana, y manantial de abundantes y calificadas fuentes de trabajo de un futuro que ya llegó y podría dar en nuestra Patria más de 500.000 puestos de trabajo que hoy se importan del extranjero.

Esto no es tan difícil como parece, ni técnicamente complejo para los argentinos. Con crear apenas 500.000 puestos de trabajo industriales en terminales del Estado Empresario Argentino como ha sido: YPF, Fabricaciones Militares, Gas del Estado, CONEA, INVAP, ENTEL, Astillero Río Santiago, Tandanor, IAME, Altos Hornos Zapla, SOMISA, CONAE, permitiría nacionalizar el 100% de sus compras a proveedores PyME argentinos y crear más de 1.000.000 de puestos de trabajo industriales.

Esto sería suficiente para que esos salarios industriales de Empresa del Estado Terminal + PyME Proveedora, creen en el consumo interno los 2.500.000 puestos de trabajo de aquellos argentinos que los abastecen desde otras actividades de producción y servicios.

Como se ve, los puestos de trabajo que nos faltan están… allende los mares. Jamás el Capitalismo foráneo dio respuestas a la Nación Argentina y su Pueblo Trabajador, jamás el Comunismo Internacional defendió a la Patria y la Bandera Nacional.

Es hora del Nacionalismo Industrialista de Tercera Posición. Es hora de una Argentina Federal integrada por sus medios de transporte y de producción industrial por mar, tierra y aire. En la llanura y la cordillera, en el monte que labra y la ciudad que no duerme, en la selva del mensú, en el mar del navegante.

Una Argentina Grande como San Martín soñó. Como hace 200 años, con el Ejército de los Andes, es hora de un Plan Logístico de Liberación Continental. Es hora de los argentinos, es hora de Unidad de la Patria Grande, del Río Bravo al Polo Sur. Es hora de insuflar nuestro crisol de razas, es hora de hacer arder el fuego sagrado de la Liberación Nacional.

*Integrante de Social 21, La Tendencia. Escrito y publicado el 31 de diciembre de 2021.

Fuente: Social 21, La Tendencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.