Tren de gas
26 agosto, 2022
India, el acero y su pueblo
27 agosto, 2022
ver todo

Autoridades del Gobierno Nacional y de la firma estatal, firmaron sendos acuerdos con el gobernador catamarqueño. Será el primer intento de YPF en materia de litio y se sumará a los demás proyectos en desarrollo. Esperemos que el esfuerzo nacional, no sea en beneficio de las multinacionales. Aquí, un panorama.

Redacción

La petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) firmó un acuerdo de exploración con la firma Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado (CaMyEn SE), con el objeto de desarrollar un proyecto de búsqueda de litio en una superficie de 20 mil hectáreas ubicadas en la zona de Fiambalá, en el departamento de Tinogasta de esa provincia.

Desde YPF manifestaron que se trata del primer emprendimiento de este tipo que realizará la empresa, aunque se admitió que sera “un operador más” entre todas las firmas internacionales que están desarrollando la actividad en la provincia de Catamarca. Las actividades exploratorias prevén una posterior explotación del recurso en conjunto con la empresa estatal catamarqueña.

El convenio fue firmado por el gobernador, Raúl Jalil; el secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación, José Ignacio de Mendiguren; y Marcos Sabelli, vicepresidente de Estrategia y Desarrollo de Negocios de YPF; entre otros funcionarios del gobierno local, nacional y de la estatal petrolera.

Un panorama de la actividad

Más allá de que esta sería la primera incursión de YPF en el mundo del litio, se asegura que en el país hay sólo dos proyectos produciendo litio; pero hay ocho que están en exploración avanzada y en construcción. Existen alrededor de 50 proyectos de litio en las distintas fases de la etapa de exploración, algunos recién iniciando los primeros trabajos y otros en exploración avanzada.

La Secretaría de Energía y de las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca, en 2023 y 2024 podrían sumarse a la producción comercial al menos tres desarrollos más. La Argentina podría pasar de exportar litio por US$ 200 millones en 2021 a US$ 4.000 millones anuales en seis años.

Los dos únicos proyectos mineros que producen litio en el país son Sales de Jujuy, y Fénix – operado en Catamarca por Livent, firma subsidiaria de la estadounidense FMC). Según la cartera de Minería, ambos proyecto s producirán durante 2022 cerca de 37.000 toneladas de carbonato de litio.

Un tercer proyecto del que oportunamente hemos dado cuenta, es el de Cauchari Olaroz en Jujuy. Estimando su inicio en la faz de producción para los comienzos de 2023, y aportaría al total general una cifra aproximada de 50 mil toneladas anuales. Para 2024, se estima que comenzarán a operar comercialmente los proyectos Centenario – Ratones en Salta y Tres Quebradas en Catamarca. Oficialmente se estima que para 2027, Argentina exportará litio por 4.000 millones de dólares anuales y con un total aproximado de 800 mil toneladas.

Así, el proyecto más próximo para entrar en producción está en la provincia de Jujuy y es Cauchari Olaroz, operado por Minera Exar. Esta firma está integrada por la canadiense Lithium Americas; la china Jiangxi Ganfeng Lithium (ambas cuentan con más del 91% del paquete accionario); y el restante 8,5% lo posee la provincia mediante Jujuy Energía y Minería SE (JEMSE). Desde Jujuy, aseguran que el proyecto entrará en actividad a fin de este año y tendrá una capacidad de producción de 40.000 toneladas de carbonato de litio anuales cuando esté en funcionamiento al ciento por ciento.

La también mencionada Sales de Jujuy, ya produce 16.000 toneladas anuales y con la ampliación del proyecto, planea escalar a 42.000 toneladas anuales a partir de 2023. La explotación pertenece a la minera australiana Orocobre (67,5%); la japonesa Toyota Tsuho (25%); y JEMSE (8,5%).

En Salta el proyecto Centenario – Ratones está a cargo de la francesa Eramine. Según la información suministrada, producirá 24.000 toneladas anuales desde comienzos de 2024, cuando entre en la etapa de producción. En una segunda etapa este desarrollo de litio prevé llegar a producir entre 60.000 y 70.000 toneladas anuales.

Otro desarrollo avanzado en esa provincia es el proyecto Puna Mining que está en manos de la australiana Argosy Minerals Limited. Según los anuncios, tendrá una capacidad de producción de 2.000 toneladas anuales de carbonato de litio, con un 99,8% de alta pureza, y la compañía prevé escalar la producción a 12.000 toneladas anuales.

En Salta también se encuentra en franco avance el desarrollo del proyecto Mariana (Salar de Llullaillaco) operado por la empresa china Ganfeng. La misma firma también invertirá en el proyecto Pozuelos Pastos Grandes, también ubicado en la puna salteña.

En catamarca, por su parte, se están desarrollando el mencionado proyecto Tres Quebradas (3Q) de 16.000 hectáreas. El mismo es operado por Liex, una subsidiaria del gigante minero chino Zijin; y prevé iniciar la producción y las primeras exportaciones de litio en los primeros meses de 2024. Este fue el proyecto que durante el pasado junio obtuvo la autorización para acceder al régimen que flexibiliza las restricciones cambiarias que permite un mayor acceso al Mercado Único Libre de Cambios (MULC).

Un proyecto que comparten Salta y Catamarca es “Sal de Oro” – desarrollado en el Salar del Hombre Muerto -. El mismo fue adjudicado a la surcoreana Posco y cuenta con 20.000 hectáreas. Se espera que hacia fines de 2023 y principio de 2024, el proyecto tenga una capacidad de producción de 25.000 toneladas de hidróxido de litio por año.

Otro proyecto avanzado es Sal de Vida, operado por la australiana Allkem – fusión de las compañías Orocobre y Galaxy Resources -. Trascendió que el Banco Mundial podría aportar los 170 millones de dólares que necesita para completar la construcción una de las plantas que necesita para operar.

Por último, el proyecto Kachi de 49.000 hectáreas, ubicado en el Salar Carachi Pampa y operado por la australiana Lake Resources. Podría alcanzar las 25.000 toneladas anuales (según los últimos estudios, podrían duplicarse a 50.000 tn) con una vida útil del proyecto de 25 años.

Como puede observarse – y vaya esta nota dedicada a aquellos que dicen que el litio no se extrae en Argentina y mucho menos que está en manos de las multinacionales -, el mapeo de los proyectos en funcionamiento, los que están en desarrollo y los planificados – como el de YPF en Catamarca -, dan cuenta de una masiva entrega de soberanía de parte de nuestro país y los gobiernos provinciales, dadas las características estratégicas que el mineral de litio posee a nivel global.

No hicimos caso a las advertencias mexicanas y bolivianas respecto de la intromisión de geopolítica en la explotación del recurso. Tampoco el Gobierno aprendió nada de lo ocurrido durante los últimos años en Vaca Muerta; de hecho fomentó la ocupación extranjera del NOA.

Prendemos una vela para el emprendimiento de YPF. Esperemos que no utilicen la infraestructura estatal para buscar litio en lugares difíciles de explorar, y que luego sean entregados a las potencias foráneas, tal como nos tienen acostumbrados los gobiernos liberales a lo largo de la historia nacional y en las últimas cuatro décadas.

Fuente: Secretaría de Minería / YPF / Econojournal

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.