Argentina lanzó la vacuna contra la Leucosis Bovina

INTA releva la zonas de producción papera
22 septiembre, 2022
El dibujo sobre las cifras de empleo
22 septiembre, 2022
ver todo

Argentina lanzó la vacuna contra la Leucosis Bovina

El INTA desarrolló la primera vacuna del mundo para combatir el virus de la Leucosis Bovina. El logro, no solo afianza a la Argentina en la vanguardia científica global en materia de biotecnología, sino que permite al mundo aportar una solución para todos los tambos del mundo.

Redacción

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en conjunto con la Universidad de Liege (Bélgica), desarrolló la primera vacuna del mundo para combatir y erradicar la Leucosis Bovina.Se trata de un virus que afecta a más del 80% de los tambos de la Argentina y que produce un 10% de mortandad de los animales afectados, además de una reducción en la capacidad reproductiva del rodeo.

El denominado Virus de la Leucosis Bovina (BLV) es un retrovirus que induce una infección crónica en el ganado bovino, que se desarrolla en tres formas patologías posibles: curso asintomático, linfocitosis persistente (PL) y linfosarcoma. Una vez infectado, el ganado sigue siendo portador de virus de por vida y comienza a mostrar una reacción serológica pocas semanas después de la infección.

Por tanto, la leucosis se erige como una enfermedad silenciosa con un impacto encubierto con 10% de mortandad de los animales y una reducción en la capacidad reproductiva del rodeo, así como una pérdida de la capacidad productiva. La infección por BLV se disemina ampliamente en todo el mundo y está clasificada por la Organización Mundial de Salud Animal como una enfermedad de importancia para el comercio internacional.

De acuerdo a un estudio realizado por INTA en 2014, el impacto económico en el sistema productivo lechero que genera la enfermedad incluye un 10% de mortandad de los animales infectados, provocando un lucro cesante de alrededor de 5.300 dólares por vaca muerta afectada. Casi el 100% de los tambos de Argentina tiene un alto nivel de contagio, del 80% o más y no había – hasta ahora -, una vacuna comercial disponible para la prevención de esta enfermedad, como tampoco existe un tratamiento posible.

Por tanto el evento biotecnológico constituye un gran paso hacia un sistema de prevención frente a la leucosis bovina, que está instalado tanto en Argentina como en el resto de los países América Latina y el Caribe, de América del Norte, Europa Oriental y Asia.

El desarrollo biotecnológico, entre INTA y Universidad de Liege, fue producto de investigación de más de una década entre ambas instituciones. El mismo implica, un convenio de copropiedad de patentes y futuros desarrollos en partes iguales.

Asimismo desde el organismo argentino, se explicó que el producto apunta a un mercado global de producción, control y prevención de la leucosis bovina; que ofrece una nueva vacuna recombinante para el control de la enfermedad en establecimientos de producción lechera de todo el mundo.

El sistema asociado, permite diferenciar a vacunados de infectados, gracias a que la vacuna es una cepa atenuada y que no es exactamente igual a la cepa salvaje (desarrollado por el mismo equipo académico) y provoca una fuerte respuesta inmune anti-BLV comparable a la respuesta inmune frente al virus salvaje.

«La cepa de la vacuna no se propaga a los centinelas no infectados mantenidos durante períodos prolongados en el mismo rodeo (es decir, bioseguridad satisfactoria de la vacuna)», especificó el INTA. Además, en el informe oficial, detalló que los anticuerpos se transmiten a los terneros recién nacidos a través del calostro materno, por lo que la inmunidad pasiva antiviral persiste durante varios meses en los terneros, mientras que la cepa viral atenuada de la vacuna no se transmite de las vacas a los terneros.

Resta conocer, más allá de los anuncios oficiales e institucionales de forma, cómo será la distribución de la vacuna dentro de los rodeos que componen las cuencas lecheras argentinas y de los países limítrofes. Tener una vacuna nacional disponible y no poder acceder a ella, sería atentar contra la propia producción argentina y la alimentación de nuestro pueblo.

Fuente: INTA / SAGyPN

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.