Marruecos, el reino del fertilizante
4 agosto, 2022
Limones a las vacas y tomates a los chanchos
4 agosto, 2022
ver todo

Un sector que debería reventar de trabajo en un país que va para adelante es el automotriz, tanto en la etapa terminal como en la fabricación de autopartes. Sin embargo, el sector muestra permanentes desacoples productivos, desfasajes financieros y dificultades en la comercialización.

Redacción

La cadena automotriz viene denunciando faltantes desde el mes de junio. Los empresarios del sector lo atribuyen a las restricciones que impone el Gobierno nacional a las importaciones; los comerciantes de autopartes aseguran que existen grandes dificultades con los repuestos de los autos de «de alta gama».

“Sólo el 60 por ciento son partes nacionales”, afirmó un intermediario del rubro quién informó además que en el último mes ha habido incrementos del 30 y 35 por ciento. “Muchos importadores guardan en sus depósitos antes de vender, por la diferencia de precios semana a semana”, opinó.

Los fabricantes por parte, describen que hay series de 2 o 3 mil unidades que están paradas a partir de que no ingresan al país las autopartes para terminarlas; o por otro lado, hay modelos donde no hay stock de unidades nuevas.

Las grandes fábricas “siguen facturando” dado que estas se rigen al valor del dólar oficial. Sin embargo desde el sector reconocer que las ventas están frenadas a raíz de la incertidumbre general respecto del tipo de cambio, las medidas financieras y las decisiones sobre la tasa de interés.

Fuente: Misiones Online

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.