La extranjerización petrolera argentina
31 octubre, 2022
Sigue la media res hasta el 15 de enero
1 noviembre, 2022
ver todo

Chinos al timón

China divulga datos asombrosos de su industria naval nacional, reflejando un crecimiento y desarrollo abrumador en sólo dos años. Las dificultades para contar con bodegas disponibles suficientes durante el 2020, determinó a sus autoridades a reforzar e incrementar el ritmo y el número de sus construcciones navales.

Redacción

El Ministerio de Industria y Tecnología Informática, dio a conocer cifras de la industria naval del gigante asiático. El informe asegura que en lo que va de 2022, el sector posee la mayor cuota del mercado internacional en materia de construcciones en procesos, pedidos y línea de producción planificada a futuro.

Según el informe de la cartera china, reproducido por la agencia de noticias oficial del Estado, Xinhua, las construcciones navales alcanzaron en lo que va del año, 27.800.000 toneladas de porte bruto. Sólo en términos comparativos, un buque granelero tipo Panamax de los que transitan por la cuenca del Paraná o los puertos marítimos, significan 80.000 tpb. Es decir, que las cifras publicadas por China, equivalen aproximadamente a una flota de 345 de esos barcos.

También se difundió que eso representó para los principales 75 armadores del país, una facturación que ronda los 40.600 millones de dólares; dato que según la cartera son avalados por la Asociación de la Industria Nacional de Construcción Naval de China.

Estas cifras, según los chinos, significan el 46% de la producción naval total en 2022 de todo el mundo. Los pedidos en cartera, tal lo consigna la fuente, rondaría el 48% mundial.

El gobierno chino había anunciado a principios de 2021, que luego de todos los inconvenientes de tipo logístico que se dieron en el planeta durante la pandemia, principalmente en el segundo semestre de 2020, ese país tomaría todas las medidas necesarias para prevenir futuras crisis, que lleven al desabastecimiento de su mercado interno y de sus industrias. Entonces, comenzaron a ser recurrentes las palabras “aceleración” o “adelantos” de supuestas planificaciones previas en materia de abastecimiento de mineral de hierro por un lado, o de programas dirigidos a consolidar sus cadenas de valor agropecuarias internas de cara a sustituir importaciones de materias primas alimenticias.

Más allá de si la información es veraz o es mera propaganda del gobierno de Xi Jinping, el camino elegido por China está a la vista: no dejarán ningún cabo suelto. Si tienen que convertir su país en una gran fábrica de alimentos con un enorme taller naval al lado, lo van a hacer.

Los chinos piensan en chino. Bueno sería imitarlos. Pero ojo, no para pensar en chino, sino en argentino. Es urgente la reconstrucción de nuestra flota mercante de bandera. El mundo nos sigue indicando que ese es el camino para la soberanía.

Fuente: Xinhua

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.