En Italia ganó Meloni y…
27 septiembre, 2022
Formosa y el litio
27 septiembre, 2022
ver todo

Crece la actividad del pecán

La producción de nuez de pecán , es una actividad que desde nuestro portal venimos siguiendo y tratando acompañar desde hace unos años. La cadena se encuentra en franca consolidación y crecimiento en el litoral argentino.

Redacción

A esta Redacción la ponen contenta estas noticias. La nuez pecán se consolida en las provincias del litoral, y forma parte de una de las tantas cadenas productivas de baja escala – también denominadas “economías regionales”, que ha crecido exponencialmente durante los últimos dos años.

Según fuentes ligadas al sector, las plantaciones de este fruto viene aumentando a razón de 700 a 800 hectáreas anuales en Argentina. El núcleo de su desarrollo se encuentra en la provincias mesopotámicas y principalmente en Entre Ríos donde está radicada el 70% de la industria.

Existen 12 mil hectáreas de nuez de pecán plantadas en Argentina, distribuidas entre las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Misiones, Santa Fe y la mencionada Entre Ríos. Según la cartera de Agricultura de esta provincia, anualmente se suman al circuito productivo entre 700 y 800 hectáreas y – por las perspectivas a corto plazo – la actividad está en franco crecimiento.

El sector cuenta asimismo con la asistencia y el trabajo conjunto con el Instituto Nacional de tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad Animal (SeNaSA) y universidades regionales.

Por otra parte, se estima que los pecaneros podrán exportar este año alrededor de 1.100 toneladas de equivalente pecán con cáscara, y casi toda la producción se transforma en pecan pelado. Esto último implica incorporar a la cadena de valor, las primeras fases de procesamiento industrial, lo cual significa la incorporación de mano de obra al sector.

En territorio entrerriano es donde se ha podido unificar y completar la cadena hasta el procesamiento primario. La región cuenta con viveristas, productores, prestadores de servicios específicos, técnicos, empresas procesadoras y comercializadoras.

La buena para el sector, es su perspectiva de crecimiento y consolidación. La mala es que el intento por combinar abastecimiento de mercado interno y exportaciones, debe ser materia de involucramiento de los Estados nacional y provinciales.

La fiebre por el dólar que postula el Gobierno Nacional, puede elevar las actividades de baja escala hasta la atmósfera si es que las vinculas rápidamente con el mercado externo; y puede caer de golpe cuando los “vientos de cola” amainen y no se posea respaldo doméstico. Es decir, que la cadena no haya ganado definitivamente un lugar en el espectro productivo argentino.

Fuente: Gobierno de Entre Ríos / InfoCampo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.