“El conflicto de las Malvinas Argentinas no se reduce a las islas”

Sin ofensa ni temor 37: La soberanía ante la moral del amo y el esclavo
9 julio, 2022
Tiemblen los Tiranos 57: Un martes de julio de 1916
9 julio, 2022
ver todo

“El conflicto de las Malvinas Argentinas no se reduce a las islas”

Romina Cortaberría*, miembro de Social 21, en una entrevista concedida a el programa “El diario de la tarde”, que se emite en la localidad de Tolhuin, provincia de Tierra del Fuego, expuso una mirada aguda sobre la necesidad de reposicionar estratégicamente al país, con un criterio comprometido con el necesario y urgente control político nacional del sur argentino.
Redacción
Para Cortaberría, Tierra del Fuego deber ser vista como “el centro geopolítico, el corazón de la Patria Marítima del siglo XXI y el pivote geopolítico Continental”. Puede escuchar la entrevista completa pulsando aquí; o bien, a continuación compartimos el contenido de la charla.

Nuestro centro geopolítico

El cruce por aguas argentinas, el cruce corto y soberano, es un tema que excede a los fueguinos, es una causa que nos compromete a todos los compatriotas, es de competencia de todos los argentinos, es una causa nacional.
La Tierra del Fuego es muy importante por ser el centro geopolítico, es el corazón de la Patria Marítima del siglo XXI y es para nosotros el pivote geopolítico Continental.
Por eso nos paramos en la ley 26776 para defender la integración territorial contra los que quieren oradar la soberanía con un cruce largo uniendo San Sebastián con Punta Loyola.
Tierra del Fuego es la cabecera de puente de integración de la Argentina Patagónica dónde tenemos biodiversidad, reserva de agua, icticola, hidrocarburífera, de metales estratégicos, y es reserva espacial también, porque está despoblada la Patagonia. Y al sur nos conecta con la Península Antártica dónde también hay reservas de agua, biodiversidad y recursos minerales, cómo carbón, oro, plata, níquel, hierro.
Tierra del Fuego se vincula con todos los mares y regiones del sur del planeta mediante la ruta circunpolar antártica y mediante el Estrecho de Magallanes se vincula de manera directa con el Océano Pacífico.
Entonces es recontra estratégico el cruce corto por aguas argentinas no es un simple cruce comercial o de abastecimiento. Eso también. Pero fundamentalmente es una causa patriótica, por eso está a las claras que pasar por alto semejantes características no es casual.
La geopolítica argentina debe estar orientada a la integración de nuestro heartland, el corazón de la Patria que es Tierra del Fuego con el hinterland, que nosotros lo entendemos como la logística interna, esto es la unificación de los medios de producción, de distribución, de abastecimiento, transporte, circulación monetaria y también de la información.
Allí es donde entra la importancia del cruce corto por aguas argentinas, ya que, si nosotros logramos vincular la isla de Tierra del Fuego con Santa Cruz, integramos a la Patria tal como lo ordena la ley 26776.
Por eso no es lo mismo un cruce corto, soberano de 42 km uniendo Cabo Vírgenes en Santa Cruz con Cabo Espíritu Santo en Tierra del Fuego, en la Boca Oriental del Estrecho de Magallanes, que un cruce largo de 9 horas… ¿En serio 9 horas? ¿Después de tanto tiempo? ¿Después de tanto trabajo? … ¿9 horas? ¿O nos quieren entretener un rato más con esta cuestión?
¿Cuántas veces más hay que discutirlo? ¿Cuántas veces más hay que plantearlo?
¿O no saben qué hacer?
¿Capaz que no saben qué hacer?
Mirá, hace poquito, hace una semana el Presidente Alberto Fernández se juntó con Boris Johnson en la cumbre del G7 en Alemania, fue a reclamar “el reinició de las negociaciones por la soberanía de las Islas Malvinas”… Y ¿Sabes lo que le respondieron los ingleses (que les importa un carajo el reclamo argentino)? En respuesta prohibieron el ingreso total a las Islas Sandwich del Sur y pretenden hacerlo hacía las Georgias.
Y su argumento es que van a establecer un área de protección total de 3.800 km y lo van a complementar con el área marina que cubre la totalidad 1.240.000 km2, con un “área protegida” porque ellos dicen que “desde que están en las islas lograron revertir el impacto de la explotación humana en la naturaleza”.
Entonces, el problema de todo esto es que la Argentina está inmersa en una política colonial y no pelea, no lucha por su soberanía. Por eso avanza el enemigo, por eso los ingleses avanzan, por la falta de política, de política de defensa.
Entonces, el próximo paso de los ingleses, después de tomar las Islas Sandwich del Sur y las Georgias del Sur, es tomar posesión de las Orcadas. ¿Y sabes que va a pasar ahí?: Lo que venimos diciendo desde hace un montón de tiempo, hace años que venimos advirtiendo que van a llegar a la Antártida y la van a militarizar de cara al 2041 que es cuando se vence el Tratado Antártico.
Y no lo van a extender una vez más el Tratado Antártico, no lo van a extender, y se van a quedar con la Antártida.
Y la van a destruir como destruyen todo. Gran Bretaña lo que hace es avanzar con su puente logístico, y hay que decirlo: están en unidad geopolítica con Chile. Chile está haciendo lo mismo, está avanzando hacía la Antártida y nos están pinzando entre los dos.
Nosotros tenemos que lograr el cruce corto, soberano por aguas argentinas. Es el puntapié inicial para alcanzar la integridad territorial, porque ellos financian el avance en Georgias, Sandwich, Orcadas, más el enclave colonial en Malvinas, con el recurso pesquero, con las licencias ilegales que emiten desde Malvinas los Kelpers para que vengan los chinos, los taiwaneses, todos, (menos los argentinos y los suramericanos) a depredarnos, a llevarse el recurso, el alimento de nuestros hijos, cuando tenemos en la Argentina pibes que revuelven la basura para comer, familias enteras que viven de planes sociales, y el recurso ictícola es un alimento estratégico para el desarrollo del Pueblo Argentino.
El promedio de consumo de pescado en Argentina es de 6 kilos por persona por año cuando en el mundo es de 20 kilos por año.
Hay manzaneras que trabajan en los barrios en el “Plan Vida”, le reparten leche, mercadería a las familias… Bueno ¿Por qué no lo hacen con el pescado también si es que promueven la sana alimentación del Pueblo Argentino?
Pero tampoco queremos ese régimen social. Nosotros queremos trabajo digno para poder comprarnos nuestros alimentos. Pero si no hay una política de soberanía sobre nuestros recursos ¿Que alimentos vamos a tener?
Tenemos una biomasa en el Atlántico Sur de 12.000.000 de toneladas de recurso ictícola. No alimentar con pescado a nuestros niños en los primeros años de vida, es atentar contra la vida y el desarrollo intelectual de nuestro Pueblo. Es una forma de someternos del imperialismo.
Tenemos que desarrollar nuestra Defensa Nacional, no podemos seguir en esta situación, nos están fragmentando la Patria por el propio abandono, la propia inacción política.
…Los gobiernos siguen reclamando que se retome el diálogo … ¡No! Hay que desarrollar la Defensa Nacional, que es lo que nos va a traer verdaderos resultados.
Si nosotros vinculamos ambos territorios con buques que operen en la Boca Oriental del Estrecho de Magallanes, esto nos va a permitir un control permanente de defensa, de seguridad, marítimo, aduanero sobre el pasaje bioceánico. Y sobre todo el control de pesqueros chinos, coreanos y taiwaneses que ingresan a nuestro mar y nos depredan.
Ahí le cortaríamos el financiamiento de la ocupación ilegal a los ingleses a través del recurso pesquero. Ellos facturan por licencia ilegal el equivalente al 42% del PBI de Malvinas, el más alto del mundo. Hay que cortarles el financiamiento y eso lo haremos ejerciendo el control.
Y lo más importante de todo es poblar el norte de la isla con la ocupación de los márgenes del Magallanes y constituirla como centro geopolítico de la Argentina y restituir su condición de base aeronaval de la Patria y que Ushuaia pueda consolidarse cómo cabecera de puente antártica y recupere su carácter científico y que Cabo Espíritu Santo se constituya cómo cabecera de puente al continente americano.
Eso hay que hacer, no andar reclamando el debate. ¿Cuánto tiempo más vamos a perder? Debemos establecer una política de poblamiento en Tierra del Fuego para la Defensa Nacional y alcanzar la eficiencia logística alcanzando el orden de la menor distancia que es 42 km como indica la ley y no lo que impulsa el gobierno con un cruce largo de 9hs.
Tenemos que crear un centro de acopio en Santa Cruz y en el norte de la isla, para no estar subordinados a la logística chilena y sus recurrentes bloqueos. Sabemos que están en unidad geopolítica con los ingleses. También sabemos separar perfectamente al Pueblo de sus gobernantes, el problema no es con el Pueblo Chileno, sino con sus gobernantes. Pero tampoco podemos pecar de inocentes.
Los dos van por la Antártida y por Tierra del Fuego. Así como luego de Malvinas 82′, con la Argentina debilitada por los políticos profesionales argentinos, el gobierno de Chile reclamo por las islas Picton, Lennox y Nueva. Se plebiscitó y se perdieron, porque el Pueblo Argentino no quiere ir a la guerra con sus HERMANOS, el Pueblo Argentino quiere política de Defensa contra el inglés.
Estos políticos profesionales ni siquiera tratan nuestras leyes marítimas y de transporte que venimos presentando desde hace 20 años.
¿Porque hay una voluntad manifiesta en que la Argentina no vuelva al mar, que la Argentina no navegue, que no esté presente en la porción más importante de territorio que es el mar?
Entonces se tiende a pensar que el conflicto de Malvinas se reduce a las dos islas, y no es así, cuando los políticos profesionales firman los acuerdos de Madrid subordinan a los científicos argentinos a “cooperar” con los ingleses, entonces la subordinación política y colonial a la que está sometida, sumergida la Argentina es desesperante, es indignante tanta desidia, no hay necesidad.
Está todo por hacerse. Tenemos la ley 26776 de 2012, tenemos el fideicomiso que firma el Ministro de Economía Kicillof en 2015 y tenemos el presupuesto de los buques que conseguimos con Martín Ayerbe, presidente del Foro Naval Argentino en el Astillero Río Santiago.
Axel Kicillof tiene que ir a buscar lo que el mismo firmó. Tiene que buscar su propio fideicomiso y construir los buques en el Astillero Río Santiago que de su decisión depende.
Fueron cotizados por 34 millones de dólares cada uno quedaría un tercio para alistar las playas de Cabo Vírgenes y Cabo Espíritu Santo.
Tenemos que aunar fuerza los argentinos, porque a este proyecto le hace falta pueblo, le falta que el Pueblo Argentino lo milite, se movilice. Sino van a avanzar con este entretenimiento, no es la primera vez que salen con el cruce largo, no sé si es una bomba de humo para ocultar que el enemigo inglés avanza por inacción del gobierno argentino. No podemos seguir permitiendo que nos fragmenten el territorio.
Si no lo militamos, no luchamos, no va a ser. La Soberanía no sé declama, la soberanía se ejerce. Soberanía es independencia, porque soberanía es el pleno derecho en la toma de decisiones sobre el propio territorio nacional.
Es nuestra responsabilidad como pueblo, ponernos de pie y luchar por la Patria.

* Integrante de Social 21. Referente del Foro Naval Argentino “Hipólito Bouchard” – Movimiento Industrialista Nacional MINac. “Juan Perón”.

Fuente: Diario de la Tarde / Diario Lateral

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.