El “fomento” multinacional alrededor de la minería

Basta de “mal menor”. Es hora del “bien mayor”
24 enero, 2022
Se frenaron las cargas carreteras hacia Chile
25 enero, 2022
ver todo

El “fomento” multinacional alrededor de la minería

Días atrás se publicó en medios regionales santacruceños y especializados en temas mineros, un jugoso informe respecto de la “contribuciones comunitarias” que realizan las empresas multinacionales que operan en los yacimientos y conexiones de explotación, cercanos a pequeñas localidades y comunidades.

Redacción

En la medida que el Estado Nacional argentino abandonó el ejercicio de la actividad minera y la planificación del sector hacia el desarrollo de su industria y tecnología, a partir del uso de sus propios recursos, en un sentido soberano, independiente y justo; abandonó asimismo un criterio poblatorio de su territorio y por el, su fomento.

Las comunidades alejadas de los grandes centros urbanos y de los núcleos de servicios, industrias y suministros, necesitan para su desarrollo, el fomento. Esa actividad, desde el abandono del modelo argentino durante la última dictadura cívico-eclesiástica y militar, la comenzó a ejercer poco a poco, el capital multinacional extractivista que explota nuestros recursos naturales.

Semanas atrás, se conoció un informe conjunto realizado por el Gobierno de la provincia de Santa Cruz y la empresa Newmont Cerro Negro – subsidiaria argentina de la norteamericana Newmont Inc. -, donde se detallan las “contribuciones comunitarias” o “obras solidarias” que la firma realiza en las comunidades cercanas a sus explotaciones.

Los números del “compromiso con la provincia de Santa Cruz” que divulga la empresa, se presentan en cuatro áreas como “Infraestructura, Salud, Educación, Desarrollo Social y Económico”; y de las que manifiesta haber invertido 5,5 millones de dólares en obras que benefician a más de 300 mil personas.

Las obras anunciadas, según el informe, fueron destinadas principalmente a las localidades de Perito Moreno, Las Heras, Lago Posadas y Los Antiguos; además de obras y servicios destinadas ala tarea gubernamental de la provincia de Santa Cruz. La imagen siguiente, muestra un resumen de las obras e inversiones realizadas.

La empresa, fue fundada en 1916 por el un coronel del ejército estadounidense William Boyce Thompson, con el objetivo de invertir en explotaciones de petróleo, gas, minería y minerales. Asimismo, y según la promoción de la propia firma, Newmont Inc., es una de las empresas líderes en el mundo en explotación de oro y uno de los mayores productores de cobre, plata, zinc y plomo.

La firma tiene operaciones en todo el continente americano, África y Australia. En Argentina específicamente, opera el yacimiento Cerro Negro ubicado en el Macizo del Deseado en la Provincia de Santa Cruz.

Según sus propios informes, en 2019 facturó exportaciones por 724 millones de dólares. Es decir, la multinacional norteamericana, a cambio de condonaciones de deudas impositivas y licencia social para operar, invirtió el 0,75% de sus ganancias en un año.

La proporción respecto de la facturación y lo que se aporta en obras, explica por si misma dos cosas: en principio el nivel de facturación anual que Argentina o la provincia de Santa Cruz se pierde para si misma. Segundo, aquellas “contribuciones” realizadas por la multinacional que resuelven dificultades cotidianas de las comunidades aledañas, implican una mínima porción de las ganancias.

Ese proceso de entrega, es alentado en Argentina desde los despachos de las gobernaciones, y desde el Gabinete del Poder Ejecutivo Nacional.

Fuente: Huella Minera / Minning Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.