El olivo, la industria y una efemérides federal

El cannabis abre la puerta a la legalización y reglamentación de industrias de pequeña escala
26 mayo, 2022
Fertilizantes CS3B: convenientes, soberanos, buenos, bonitos y baratos
26 mayo, 2022
ver todo

El olivo, la industria y una efemérides federal

Una tradición de 431 años de industria no debe despreciarse. El sector olivícola acaba de celebrar un nuevo aniversario y lo hizo publicando un promisorio informe. Hay casi 24.500 puestos de trabajo por ir a capturar, y para ello hace falta asegurar el ciclo productivo: agua, tareas culturales, mano de obra y mercado interno.
Redacción
Las excusas por las cuales publicar o no publicar una nota determinada son múltiples y no vamos a explicar algunas de sus variantes. La presente, tendría que haber estado disponible el pasado martes a primera hora, pero por cuestiones de política editorial aparece dos días después.
Es que se cumplieron el pasado 24 de mayo, 431 años de industria olivícola en Argentina. Esa fecha remite a que en 1591 se estableció en Aimogasta, La Rioja, el primer asentamiento español y se supone que una de las primeras cosas que habrán hecho esas familias fue plantar el olivo, que aún se mantiene en pie, y ha sido declarado árbol histórico nacional.
Es por eso que 1953, el gobierno de Juan perón homenajeó el hecho declarando al 24 de mayo como Día Nacional de la Olivicultura. Se dice también, que a partir de retoños de ese árbol, la industria pudo expandir por nuestro territorio, Chile y Perú.
Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y la Federación Olivícola Argentina (FOA), la superficie destinada a dicha actividad ronda las 86.000 hectáreas; de las cuales la mitad está orientada a la industria aceitera; 26 mil ha se dedican a las conservas de mesa; y las restantes 17.000 ha a ambas actividades. Algo más de 300.000 toneladas de aceitunas producidas, se dividieron en 230.000 en aceite de oliva y 72.000 tn. de aceituna de mesa. De ambas producciones se exportó de media el 75-80%, mayoritariamente a granel.
La facturación del sector habría alcanzado los 223 millones de dólares el año pasado, dando empleo permanente a 6.000 personas; y la contratación estacional requirió otras 43.000 durante el periodo de recolección. Según la FOA, el escaso margen de rentabilidad limita la reinversión anual en las plantaciones, lo cual implica demora en la cosechas, podas deficientes, riego y fertilización insuficiente. Todos estos factores según la Federación, hace que Argentina produzca el 50% de su potencial total. Según la FOA, dicha proyección rondaría las 700 toneladas de aceitunas y duplicaría la facturación anual.
La provincia de San Juan existen una 13.000 hectáreas cultivadas bajo riego presurizado casi en su totalidad, lo cual optimiza el uso del recurso y su rendimiento; de allí que reúna el 43% d ella producción total del país. Luego se ubica la provincia de La Rioja con un 28%, Catamarca con el 15%, Mendoza con el 10%, Buenos Aires el 2% y entre las restantes provincias el otro 2%.

Fuente: INDEC / FOA / Diario de Cuyo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.