Gasoductos, soldadoras gigantes y el adagio de Don Manuel

Más blanqueos británicos para sus aliados en Malvinas
10 octubre, 2022
El efecto licuadora también llegó a la derecha
11 octubre, 2022
ver todo

Gasoductos, soldadoras gigantes y el adagio de Don Manuel

Comenzó a construirse el gasoducto Néstor Kircher. Para las provincias involucradas y fundamentalmente para La Pampa, la obra es un gran acontecimiento que mezcla nostalgia con esperanza. Una lástima que los abogaditos y mercachifles de Buenos Aires no comprendan el país en el que viven.

Redacción

No vamos a repetir la cantinela de las empresas contratistas multinacionales, o nacionales pero subsidiarias de las primeras, que son las beneficiarias del modelo “canaleta hacia afuera” de recursos de todo tipo hacia el exterior. Hoy vamos a intentar retratar la esperanza que despierta en los pueblos de tierra adentro que se lleve adelante una obra de magnitud como el gasoducto “Kirchner”, y lo que sería si la misma fuese ejecutada por la propia YPF.

La petrolera de bandera quedó en el rol de mero ente contralor junto con ENARSA de una obra que no sabemos hasta que punto beneficiará a los argentinos, por lo menos,mientras gobiernen los liberales. Sin embargo, lo que se genera en los pueblos de tierra adentro por donde pasa la obra es conmovedor.

Hace unas semanas atrás, Abel Abeldaño, intendente de Colonia 25 de Mayo, provincia de La Pampa, contaba cómo se “activó el trabajo” en las pequeñas localidades del sur provincial. El Gasoducto “Presidente Néstor Kirchner” (GPNK), pasa en un buen tramo por esa provincia, antes de “enfilar” para Salliqueló (Buenos Aires). Así, el gasoducto involucra directa o regionalmente a todo el Sur – Sureste provincial desde 25 de Mayo hasta Macachín y General Acha.

De por sí, las empresas a cargo de diferentes tramos y aspectos ligados a las obras, están instalándose en la región y contratando mano de obra; o bien, acondicionando instalaciones para traer mano de obra especializada desde otros puntos del país.

Abeldaño manifestaba que las obras “vienen muy bien para 25 de Mayo, donde necesitamos más trabajo, es una fuente de trabajo importante. Si bien en un mes más van a entrar las primeras personas, donde seguramente van a buscar mano de obra calificada, después irán por personas para otros servicios”. Uno d ellos obradores será instalado a unos 75 kilómetros de la localidad, y el intendente espera que genere “un importante impacto económico y también la posibilidad para que algunos comercios y emprendedores puedan potenciar su negocio como prestadores de servicios y que después puedan seguir una vez finalizada la obra».

El caso de 25 de Mayo no es atípico ni en La Pampa ni en otras provincias. La localidad posee tradición petrolera, dado que comparte junto con la localidad rionegrina de Catriel, una de las zonas petroleras de la patagonia norte; y donde hace décadas que dichas localidades han crecido de la mano de YPF y de la industria petrolera.

Por lo tanto en la zona, hay mano de obra entendida que hoy se ocupa transitoriamente en la actividad, o migra, o se dedica a otras actividades menos rentables. Asimismo, también hay expectativa para que las generaciones más jóvenes se incorporen al oficio y se atienda a los desocupados.

También Abeldaño manifestó otro dato que en la propaganda oficial no se explicita: “hoy es solo el paso del Gasoducto, pero ya tenerlo en La Pampa es muy bueno. En algún momento, a futuro, los pueblos van a poder conectarse y llevar el gas a sus localidades». Es cierto; y es típico. En las provincias, existen grandes obras de infraestructura abocadas a resolver la demanda energética del exterior o de los grandes centros urbanos argentinos (CABA, Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba), pero las localidades aledañas al caño o a los tendidos, poseen bajo o nulo nivel de conectividad. Son incontables los insultos al aire que se escuchan en las calles provinciales cuando en las noticias de Buenos Aires se escucha que van a aplicar subsidios a los servicios energéticos.

Una soldadora grande, muy grande

Otra cosa que provoca una mezcla de nostalgia y curiosidad, es la llegada de grandes vehículos y maquinarias a las regiones afectadas a los trabajos. En el primer caso, porque desde que YPF, los ferrocarriles, Agua y Energía o la Dirección de Vialidad, abandonaron las grandes obras las maquinarias y el movimientos de hombres y mujeres al trabajo pasó al recuerdo. La segunda sensación deriva que hace más de 45 años que esa actividad fue desapareciendo de los territorios provinciales por el fondeo mismo de las empresas estatales, y ya van casi dos generaciones de habitantes que no han visto tamaño despliegue.

Esas sensaciones está generando por ejemplo las denominadas “plantas de doble junta”. Según funcionarios de ENARSA, estas maquinas serán el equipamiento clave para reducir los tiempos de construcción del gasoducto. Son instalaciones específicas que permitirán la soldadora industrial entre dos caños de 12 metros de largo, para convertirlos en ductos de 24 metros que luego se colocarán a lo largo de la traza de 573 kilómetros. Según el presidente del organismo, Agustín Gerez, es la primera vez que se utilizan en Argentina y una de ellas será montada en General Acha. La otra a 60 kilómetros de Tetrayen, en provincia de Río Negro, a la vera de la Ruta 151 y cercano a La Escondida.

Asimismo, las firmas contratistas incorporaron equipos de soldadura automática provenientes de Estados Unidos, que también se utilizarán por primera vez en nuestro país y que tienen el mismo objetivo: acelerar los tiempos de las obras. Tanto BTU y Sacde-Techint están instalando sus obradores en Macachín y General Acha.

Chasqui lo dijo

En el camino de las averiguaciones, se confirmó el dato que Chasqui Federal Noticias publicó en diciembre de 2021: Brasil financiará el segundo tramo del gasoducto. Las especulaciones con que l harían los chinos tuvieron mucha fuerza, pero los que se manifestaron gustosos de que les quede el gas de Vaca Muerta en la puerta de la casa, fueron los empresarios paulistas.

Así se lo habían hecho saber a Scioli en diciembre; y ahora el embajador argentino en Brasil lo confirma: el vecino país, financiará el tramo entre Salliqueló y San Jerónimo (Santa Fe).

Según la estrategia de los cuerpos diplomáticos, la idea es venderle gas barato y bueno a Brasil, para que ellos muevan su industria manufacturera, y luego nos vendan una parte de esos productos a nosotros, pero al precio que se los venderían a los rusos.

Esas cosas que ya explicaba Belgrano en 1808, pero que nosotros diremos con nuestras palabras: no tiene goyete vender cuero al exterior, para después comprarle los zapatos.

Pero bueno… ya saben ustedes cómo sigue.

Fuentes: El Diario de La Pampa / La Arena / Archivo Chasqui Federal Noticias

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.