Tierra del Fuego fomenta la producción orgánica de alimentos y productos textiles
25 noviembre, 2022
Tiemblen los Tiranos 90: Nace la industria de la carne
26 noviembre, 2022
ver todo

Gauchada con gaushada se paga

Desde el área de Energía y la Embajada argentina en Brasil, se anunciaron parte de los términos que encierra el acuerdo energético firmado con el hermano país. Nuestro país quedará subordinado a las políticas industriales de nuestro vecino hasta 2028. Ya que estamos, otra cosa: ENEL se va, pero en realidad se queda a facturar.

Redacción

Durante la tarde de ayer, presidencia de la nación anunció algunos de los alcances del denominado Memorándum de Intercambio de Energía con Brasil. El mismo tendrá vigencia hasta 2027, y fue firmado por la secretaria de Energía, Flavia Royon, y al embajador argentino en el vecino país, Daniel Scioli; y por parte del viceministro de Minas y Energía brasilero, Hailton Madureira de Almeida, para regular el abastecimiento de energía eléctrica y gas entre ambos países.

Se trató por otra parte de una extensión de un acuerdo ya vigente, con ajustes de coyuntura en función de los requerimientos de ambas naciones. A partir d ellos términos del mismo, Argentina podrá continuar abasteciendo de energía eléctrica y gas a Brasil. Al tiempo que nuestro país también podrá continuar importando energía eléctrica de aquel país.

Según lo expuesto en los partes oficiales y en la conferencia de prensa brindada por Royon y Scioli, Argentina U$S 1.000 millones de energía eléctrica en 2021 y casi U$S 350 millones de gas en diversas formas en lo que va de 2022. Brasil por su parte, volvió a garantizar el aporte de energía por 250 millones de dólares. Según la Secretaria de Energía, durante la etapa invernal, significó para Argentina el equivalente al 8% del consumo eléctrico.

Asimismo, ambos funcionarios comentaron que se espera que la primera visita internacional que realice Lula Da Silva una vez asumida la presidencia en Brasil será a nuestro país, y allí se terminarán de redondear los términos del financiamiento para las próximas etapas del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner. Recordemos que mediante el mismo, se proyecta alimentar parte de la demanda que requiere el complejo industrial de Sao Paulo. Es cerraría un proceso de negociación que viene desarrollando Scioli desde mediados de 2021.

Asimismo, informaron que fueron parte de las distintas mesas de negociación, directivos de la empresa Energía Argentina (ENARSA), los Ministerios de Economía de Argentina y de Brasil, las Cancillerías, la Embajada Argentina en Brasil y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES).

Scioli remarcó que el Memorándum implementará la utilización del del Sistema Bilateral de Pagos en Monedas Locales, a usanza de cómo lo realizan por ejemplo China y Rusia. Así, con las esperadas inversiones brasileras, convertirán a la Argentina en un neto exportador gasífero de lo obtenido en Vaca Muerta. Ambos funcionarios sostuvieron que a partir del gasoducto, se producirá el “impacto binacional” más importante de la historia y permitirá hacer realidad la integración energética de ambos países.

Lo que se visualiza en el horizonte, es que Sao Paulo pasara a ser el taller fábrica de productos manufacturados que Argentina demanda, y que con la misma energía que se va a exportar al hermano país, se podría iniciar la refundación industrial nacional. Sin embargo, el rol que quedará para nuestro país es similar al que hoy posee Bolivia a menor escala: proveedor de materias primas sin valor agregado y energía a granel buena y barata.

¿Qué pasará con EdeSur?

Consultada al respecto de la venta del paquete accionario que la estatal italiana ENEL posee – entre otras propiedades en Argentina-,  de EdeSur, la Secretaria de Energía, manifestó que las acciones serán vendidas y que la empresa que las adquiera continuará con la prestación del servicio; además de que en la transición no se verán afectados los usuarios.

ENEL, es la empresa de energía estatal italiana, propietaria en nuestro país de EdeSur y de las empresas concesionarias de la explotación de las centrales El Chocón (hidroeléctrica), Costanera Sur y Dock Sud (térmicas). La firma posee control sobre esos activos estratégicos desde el año 2008, cuando adquirió el 70% de la empresa española EndESA, dueña de esas empresas tras las privatizaciones de la década del ’90.

Dicho sea de paso, las concesiones comienzan a vencer en agosto de 2023. Tanto las provincias de Neuquén como de río negro, han manifestado voluntad de que las centrales de estatisen cumplido el plazo. El Gobierno Nacional -que estará a esa altura más pendiente de las urnas que de las luces-, deberá definir si vuelven a concesionarse o las distintas generadoras vuelven a manos del Estado. Lo más probable, porque es lo que vienen haciendo con las privatizaciones que vienen cayendo, es que las concesiones de prorroguen al menos hasta después de las elecciones. 

De todas maneras, los vínculos de Argentina con ENEL no cesarán. La firma italiana anunció que centrará su estrategia de negocios para América, desde las empresas que posee en Brasil y Estados Unidos. Debe mencionarse también que la italiana es propietaria de las líneas de transmisión CTM y TESA, que conectan los sistemas de energía eléctrica entre Brasil y el noreste argentino; y también de YacyLec, empresa que transporta la energía proveniente de la represa hidroeléctrica binacional Yacyretá. Firmas que están radicadas en Brasil y Paraguay respectivamente, y como lo dijo la secretaria Royon, proveen a la Argentina de una porción muy importante del flujo eléctrico que se consume en nuestro país.

En criollo, ENEL se fue, pero en realidad se quedó. Sólo que hasta la semana pasada tenía que prestar servicios y poner algo de plata. Ahora, solamente facturará y liquidará dividendos en Brasil y Paraguay.

Fuentes: Presidencia de la Nación / Secretaría de Energía / ENEL

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.