Hacia un Plan de Hidrocarburos Nacional con una Y.P.F. SE

Una historia de ARSAT
26 febrero, 2022
Sin ofensa ni temor 12: La secuencia Ucrania y la Doctrina Putin
27 febrero, 2022
ver todo

Hacia un Plan de Hidrocarburos Nacional con una Y.P.F. SE

Compartimos un documento de Social 21, La Tendencia, donde se desarrolla la propuesta de marchar hacia un Plan de Hidrocarburos Nacional con una empresa como Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) en Sociedad del Estado (SE).

Por Romina Matuk y Florencia Sánchez*

Nuestra matriz energética primaria presenta un 35% de fuente de petróleo y un 49% de fuente de gas, 11% hidroeléctrica y 5% entre nuclear, renovables y carbón. La demanda interna es de 55 Millones de Toneladas equivalentes de Petróleo, de los cuales, un 30% proviene del transporte, un 25% del sector industrial, 25% residencial y el resto es demanda del sector agropecuario, comercial y gubernamental. Se producen en Argentina, 25 Millones de TEP/año de petróleo (530 mil barriles/día) y 42 Millones TEP/año de gas.

El «Plan Hidrocarburífero Nacional del Siglo XXI» (P.H.N. SXXI) que promovemos, se presenta en tres etapas que se desarrollarán de forma paralela y tiene por objeto aumentar un 35% la oferta interna hasta alcanzar los 74,15 Millones TEP/año de consumo, con el fin de abastecer a la industria nacional en el marco de un plan de industrialización centralizada que abarca el período de ocho años de gobierno.

El primer paso es la normalización jurídico-institucional de la explotación de las cuencas argentinas frente a una YPF privatizada, fachada estatal de negocios privados y contratos de cesión de soberanía a EEUU, Inglaterra y tribunales y organismos subsidiarios como el CIADI. Debemos crear la YPF Sociedad del Estado integrada verticalmente, para la explotación de los recursos hidrocarburíferos argentinos, suministro, distribución y comercialización, reservando los yacimientos para la explotación monopólica de YPF SE, hasta la extinción de la Y.P.F Sociedad Anónima. Las trampas contractuales británicas no deben detener nuestra impronta de Nacionalismo Industrialista de Tercera Posición.

En materia de inversión debemos impulsar: 1) La construcción de una refinería de producción a craqueo, similar a la ubicada en la Ciudad de Berisso, con capacidad para abastecer al mercado de combustibles en 7 millones TEP/año, considerando una inversión de alto capital con grandes beneficios en el margen de refinación, si lo comparamos con una planta equipada con destilación atmosférica como la que tenemos en Plaza Huincul. 2) En materia gasífera, es necesario la construcción del Gasoducto Cordillerano, desde Campo Duran en Salta, hasta Loma de la Lata en Neuquén conectando, por la traza del Ferrocarril Federal Andino, con la Cuenca Austral compartida por Tierra del Fuego y Santa Cruz, puesto que según el Indec, el 40 por ciento de la población argentina no tienen acceso al gas de red. Para tal fin debemos tener como eje los siguientes parámetros: 1.500.000 TEP/año de gas abastecen a 91.250 usuarios residenciales (365.000 habitantes) con una estación reductora de presión cada 300km y una inversión estimada en puestos de trabajo directos (Ind. terminal y pymes) de 450 Trabajadores/10km/año.- Con Ferrocarril y energía el arraigo y poblamiento de la Patagonia Argentina será veloz y constante.

En materia de financiamiento, y a fin de terminar con la política de “Autoabastecimiento” regulada en la Ley 26741 para direccionar la política de hidrocarburos hacia la “Industrialización Nacional”, es necesaria la creación de un “FONDO NACIONAL DE INVERSIÓN DE ENERGÍA” similar a su par noruego, que garantice la asignación directa de recursos para el desarrollo energético de la Nación atado a la política de industrialización sustentada en la producción de acero, minería, metalmecánica y tecnología electrónica y aeroespacial. De esta forma se promueve que el “FONDO” se integre mediante los siguientes recursos: a) Con no menos de cinco centésimos por ciento (0,05%) del Presupuesto de la Nación, b) Con no menos del 5% del total facturado por exportaciones, durante los primeros cinco años de entrada en vigencia la citada ley; y 2% durante los cinco años posteriores, a partir del cual se mantendrá constante, o comenzará un nuevo ciclo, dependiendo del cumplimiento de los objetivos y beneficios a determinar por actividad.

REFERENCIA: 1 TEP (tonelada equivalente de petróleo) = 7 barriles de petróleo = 11630 kWh (kilovatios-hora) = 1000 metros cúbicos de gas natural = 3.968e+7 BTU

* Integrantes de Social 21, La Tendencia

Artículo Extraído del Documento Bases del Plan Nacional de Gobierno de Social 21, La Tendencia (Año II N° 4 20 de febrero de 2022). Sección: Tecnología Conveniente.

Ver más, aquí.

Fuente: Social 21, La Tendencia

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.