Tiemblen los Tiranos 47: Las cartas del General Valle
12 junio, 2022
El problema con el gasoil, abriría una puerta a los biocombustibles
13 junio, 2022
ver todo

Hambre por doquier

La Red Penssan difundió un estudio que reveló que 125 millones de personas, seis de cada diez brasileños y brasileñas, sufren inseguridad alimentaria. Ello representa un aumento del 60 por ciento respecto a 2018.
Redacción
El último informe divulgado esta semana por la Red Penssan (Red Brasileña de Investigación en Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional) reveló las cifras de la miseria y el hambre en el vecino país; que, paradójicamente y al igual que Argentina, es un gran productor y exportador de alimento, pasando por la carne vacuna, azúcar, café, soja, jugos diversos, etc.
Según los números publicados, seis de cada diez brasileños no poseen seguridad alimentaria. Ello representa a más de 125 millones de personas – un 60% de incremento respecto del 2018-, con 33 millones de habitantes en la indigencia.
Según se recaba en el sistema estadístico nacional, en términos concretos, el contingente de personas que sufren el flagelo del hambre en el Brasil actual es muy superior al registrado hace 30 años atrás, cuando comenzaron a impulsarse los primeros programas de combate a la miseria y el hambre desde la vuelta de los gobiernos constitucionales.
Por otra parte, el documento afirma que durante los gobiernos de Lula Da Silva y Dilma Rousseff, a través del Programa “Fome Zero” (Hambre Cero), casi 45 millones de familias recibían módulo alimentarios entre otras alternativas y subsidios.
Desde la asunción de Bolsonaro, la asistencia sólo cubre a 14 millones de familias. Asimismo, el actual gobierno pretende acabar con el programa al final del presente año, lo que dejaría a millones de familias sin asistencia monetaria para enfrentar los déficits de alimentación que ya vienen experimentando hace años, carencias que además se han visto agudizadas por la pandemia.
Lo que queda claro también es que si analizamos las proporciones, Argentina está padeciendo las mismas condiciones y los mismos números, con la diferencia que los planes de asistencia de incrementaron hasta duplicarse en los últimos seis años. La diferencia estriba en la escalada inflacionaria argentina, que Brasil no padece.
Por lo demás, las estrategias de sumisión del mundo hacia nuestros países. Algo que no es noticia.

Fuente: Alainet

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.