La cebada también bajaría en rindes

Neuquén: comenzó la trashumancia de piños
21 noviembre, 2022
La OTAN quedó pegada en un conflicto que escala dimensiones
22 noviembre, 2022
ver todo

La cebada también bajaría en rindes

A la espera de que a fines de noviembre comience a levantarse la cebada en el centro-norte de Córdoba y Santa Fe, en las provincias de Buenos Aires y la Pampa, crece la preocupación respecto de la baja en los rendimientos, dado que la etapa de “llenado” del grano se vio afectado por condiciones climáticas adversas.

Redacción

En principio, desde la Bolsa de cereales estiman que la cosecha estará en las 4 millones de toneladas. Lejos se estaría de las 5 millones de hace una década atrás, o de las 4,5 millones de toneladas de la temporada pasada. A medida que avanza la campaña, las estimaciones van bajando en volumen: hasta el mes pasado se preveía un resultado final de 4.200.000 toneladas.

Recordemos que los pronósticos no son inocentes. Más allá de los precios internacionales y las condiciones de exportación, los resultados también inciden en los precios internos de la cadena, la recaudación fiscal y todas las pujas intestinas de cada uno de los sectores. De allí, los pronósticos siempre sean provisorios, nunca definitivos, y que nos permiten ir construyendo un panorama de movimientos y posicionamientos de los distintos actores.

Así, y según la información de la entidad mencionada y de los diferentes sectores regionales, las zonas más afectadas por sequía y heladas tardías – de allí el hallazgo de puntas de espiga quemadas -, se concentrarían en el norte pampeano, oeste y sudeste bonaerense. En promedio se espera una disminución del 40% respecto de los rindes de la campaña anterior.

Por lo tanto, y más allá de algunas regiones con picos de 50 o 60 quintales por hectárea (qq/ha); el promedio estaría en los 40 qq/ha; es decir 4 toneladas. Teniendo en cuenta la estimación de pérdidas, podemos concluir que las bajas estarán entre  los 15 y 16 qq/ha.

Una de las consecuencias posibles es que se encarezca el precio internacional del cereal, y por ende los precios internos de la cadena, sus derivados y subproductos. O sea: tanto las mezclas forrajeras como las cervezas puede que aumenten sus precios por este factor, promediando el verano argentino.

Fuente: INTA / Bolsa Cereales BA / InfoCampo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.