La entelequia de la capacidad instalada industrial

India y el acero
17 noviembre, 2022
Cambios en la CONABIA
17 noviembre, 2022
ver todo

La entelequia de la capacidad instalada industrial

El uso de la capacidad instalada en la industria subió en septiembre al 68,6%, 2,3 puntos porcentuales por encima del 66,3% de igual mes del año pasado, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La incógnita del dato.

Redacción

El uso de la capacidad instalada en la industria subió en septiembre al 68,6%, 2,3 puntos porcentuales por encima del 66,3% de igual mes del año pasado, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Respecto a agosto anterior, el nivel de septiembre se ubicó 1,3 puntos por debajo, debido a que en ese mes el uso de maquinaria y equipos en el sector fabril fue de 69,6%, agregó el organismo.

Para su cálculo, INDEC tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada. De lo que no hay un parámetro oficial, es qué capacidad instalada debería tener Argentina según el proyecto de país que se propone el Gobierno de turno. El porcentaje publicado y anunciado, puede significar mucho, poco, ser insignificante, o el más potente del mundo.

Disfrazan una decisión netamente política, y formatos estadísticos y matemática financiera.

Los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron Productos minerales no metálicos, con 83,3%: Metálicas básicas, 81,4%; Papel y cartón, 78,5%; Refinación del petróleo, 77,9%; y Sustancias y productos químicos, 69,8%.

Los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general fueron productos Alimenticios y bebidas, 68,6%; Edición e impresión, 65,9%; Automotriz, 65,6%; Tabaco, 63,5%; Textiles, 62,6%; Metalmecánica, 56,3%; y Derivados del caucho y plástico, 55,3%.

La variación en la utilización de la capacidad instalada tuvo su correlato con el nivel de actividad de la industria que aumentó de manera interanual 4,2% durante septiembre, pero retrocedió 0,2% respecto a agosto. De esta manera, en los primeros nueve meses del año, la actividad industrial acumuló un alza de 6%.

La semana pasada, el secretario de Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, afirmó que «en el mundo ven a Argentina como un activo público global por todo lo que tiene para ofrecer», principalmente en materia de energía, alimentos, minería y economía del conocimiento. Al disertar en la 28° Conferencia Industrial de la UIA, De Mendiguren destacó que «la prioridad es sostener el crecimiento, pero con desarrollo económico». En ese sentido, aseguró: «Ya probamos los planes de estabilización a través de políticas de ajuste; eso trae caída de la actividad y de la recaudación y del empleo».

Más allá de las declaraciones, durante septiembre, 13 de los 16 rubros de la industria manufacturera presentaron subas interanuales. En orden a su incidencia en el nivel general, se registraron incrementos de 2,9% en “Alimentos y bebidas”; 14% en “Vehículos automotores, y autopartes”; 7,7% en “Industrias metálicas básicas”; 9,6% en “Prendas de vestir, cuero y calzado”; 8,1% en “Minerales no metálicos”; 2,4% en “Sustancias y productos químicos”.

A estos se les sumaron mejoras del 4,8% en “Maquinaria y equipo”; 5,4% en “Productos de metal”; 2,7% en “Madera, papel, edición e impresión”; 6,2% en “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”; 3,1% en “Muebles y colchones y otras industrias manufactureras”; 3,8% en “Textiles”; y 7,1% en “Otro equipo de transporte”.

El Indec también realizó una encuesta cualitativa en el sector fabril sobre las perspectivas para los próximos meses. Acerca de cómo esperan que evolucione la demanda interna hasta diciembre inclusive, 31,8% de los empresarios prevé una suba contra 24,2% que espera una disminución, mientras que el 44% restante no anticipa mayores cambios.

A qué le llaman “capacidad instalada”

El indicador de la utilización de la capacidad instalada en la industria mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial. El relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas.

Para su cálculo, INDEC tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada. De lo que no hay un parámetro oficial, es qué capacidad instalada debería tener Argentina según el proyecto de país que se propone el Gobierno de turno. El porcentaje publicado y anunciado, puede significar mucho, poco, ser insignificante, o ser el más potente del mundo.

Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas, empleando el máximo de turnos posibles, y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad.

Los informes del organismo utilizan la ponderación de la estructura porcentual del valor agregado bruto a precios básicos de la industria manufacturera, correspondiente a 2004 (año base vigente), publicado por la Dirección Nacional de Cuentas Nacionales.

Fuente: INDEC

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.